Miércoles 15 de Agosto de 2018

Aponte de MSC. Slow steaming y cancelación de rutas

12/6/2018

Los servicios que dan pérdida se cortarán y las velocidades de los buques serán reducidas, dijo Diego Aponte CEO y presidente de MSC al Lloyd´s

Diego Aponte En una revisión radical de la red de transporte de contenedores de MSC, su presidente y CEO Diego Aponte se centró en la puntualidad y la rentabilidad. Los servicios que dan pérdida se cortarían y las velocidades de los buques serían reducidas.
Estas medidas de reorganización son una respuesta directa a los pobres resultados financieros en toda la industria, los precios del petróleo, la congestión portuaria y las quejas de los clientes sobre servicios poco fiables.
“Hemos decidido apostar más a la navegación lenta (slow steaming) y agregaremos buques en las rutas actuales que operamos, con el fin de mejorar la puntualidad”, dijo Aponte al Lloyd´s List. “Creemos que para nuestros clientes, es más importante ser regular y que los barcos lleguen el día publicado”.
Aponte también dijo que habría grandes beneficios tanto para los buques principales como para los feeders al agregar mayor tonelaje en la red.
El objetivo es agregar un buque a cada ruta que tenga un bajo rendimiento para garantizar que todos los buques lleguen a tiempo. Pero no se agregarán puertos, porque eso sería contraproducente.
Las drásticas medidas tomadas por MSC son consecuencia de un comienzo de año muy pobre para todas las líneas de contenedores, con tarifas de flete bajo una fuerte presión, y una consolidación que se esperaba mejorara el desempeño financiero de la industria hasta el momento.
MSC ya comenzó a reducir la velocidad de sus barcos y a poner un buque adicional en algunas de las vueltas de sus servicios norte-sur cuando es oportuno. También esta en conversaciones con Maersk, su socio en la 2M, para tomar medidas similares en los intercambios este-oeste donde opera la alianza, pero aguardan por una decisión de su asociado. Los cambios podrían implementarse dentro de dos o tres meses, suponiendo que ambas lleguen a un acuerdo.
Al reducir las velocidades del barco y agregar otro buque en ciertas rutas para mantener los itinerarios semanales, en MSC esperan crear una holgura suficiente en el sistema para mejorar la confiabilidad de los cronogramas, que disminuyó en los últimos meses. Además, al operar los buques a velocidades de navegación más lentas también se reducirán las emisiones.Diego Aponte
En Maersk también dicen que el retirarse de las rutas no rentables implicaría no tener que chartear buques, un mercado donde las tarifas crecieron fuerte en los últimos meses, ya que posee suficientes buques en su flota que pueden ser reubicados en otros comercios.
“Queremos ser rentables y, por lo tanto, se eliminarán las rutas que no den buenos resultados”, dijo Aponte.
Una de las rutas que se eliminará, por ejemplo, es el servicio Asia-Mar Rojo, mientras que otros servicios también están bajo escrutinio.
MSC, que opera la segunda línea de portacontenedores más grande del mundo detrás de Maersk, tiene una flota de casi 500 buques con una capacidad combinada de 3,3 millones de Teus, según Alphaliner. Incluye una gran cantidad de barcos de la clase Oscar de 20.000 Teus, y recientemente ordenó una serie de 11 nuevos mega buques de 23.000 Teus de capacidad.
Sin embargo, esta nueva generación de mega buques está causando muchos de los problemas, concedió Aponte durante una entrevista en la sede central de MSC en Ginebra, ya que hay varios puertos luchando por manejarlos de manera eficiente y creando retrasos en los schedules.
MSC se embarcó en su último programa de nuevas construcciones por “razones estratégicas y tácticas”, dijo, y la línea necesitaba intensificar y mantener su escala frente a los competidores que se expandían a través de adquisiciones.
Maersk compró recientemente Hamburg Süd, CMA CGM se hizo cargo de APL, mientras que Cosco está a punto de finalizar la compra de OOCL. MSC, por su parte, siempre ha aumentado su flota de portacontenedores de forma orgánica, una estrategia que parece que continuará.
Además de pedir más barcos, MSC también acaba de completar un importante programa de reacondicionamiento destinado a hacer que sus barcos sean más eficientes en combustible y menos contaminantes, con nuevas hélices y otras mejoras.
Pero son los barcos más grandes, de los cuales MSC ya tiene un número considerable, los que están contribuyendo a una disminución en la calidad del servicio.
“A medida que las embarcaciones se hacen cada vez más grandes, los puertos se vuelven cada vez más congestionados”, dijo Aponte, y el agrupamiento se convirtió en un dolor de cabeza adicional mientras los barcos esperan a atracar. También son difíciles de maniobrar en el puerto, y muchas terminales ya están trabajando hasta el límite de lo posible.
Al mismo tiempo, parece haber más retrasos relacionados con el clima y otros obstáculos tales como las restricciones nocturnas, particularmente para los grandes barcos, que hacen que sea cada vez más difícil para las líneas mantener los niveles de rendimiento, ya sea en las rutas norte-sur o este-oeste.
“Tenemos que hacer una gran cantidad de cambios en los schedules y tomar medidas de contingencia que están costando una fortuna”, dijo Aponte. Y si los buques aceleran a 20 nudos o más desde la velocidad de diseño óptima de 18 nudos para ponerse al día después de un retraso, eso solo aumenta el costo.
En el futuro, los barcos de MSC viajarán un poco más lento dijo, “pero brindaremos a nuestros clientes un servicio confiable y sostenible”, a la vez que seremos más ecológicos a través de la reducción de velocidad.