Viernes 15 de Noviembre de 2019

Ártico. Rusia pagaría por atraer cargadores a esa ruta

21/10/2019

Rusia quiere hacer sus aguas del Ártico más atractivas que el Canal de Suez y podría estar dispuesta a compensar los riesgos potenciales.

ÁrticoEl presidente de Rusia Vladimir Putin hizo del desarrollo del Ártico una de las principales prioridades a largo plazo del país y los grandes proyectos para exportar gas natural licuado a través de la Ruta del Mar del Norte ya atrajeron inversores por encima del Círculo Polar. Pero los exportadores de otros productos siguen siendo reacios a desviarse del Canal de Suez hacia el Ártico debido a los múltiples riesgos que acarrearía.

Según el Viceministro de Extremo Oriente y Desarrollo del Ártico de Rusia, Alexander Krutikov, hoy para entregar una carga a través de la Ruta del Mar del Norte, una compañía marítima necesita un buque tipo ice-class o un rompehielos y los costos de seguro serían más del doble que los del Canal de Suez.

Su ministerio, junto con el grupo de expertos ruso Skolkovo, está trabajando en un proyecto para crear un operador estatal de transporte de contenedores. La compañía cubriría el costo de cualquier riesgo asociado con el transporte de cargas internacionales a través de las aguas heladas del Ártico, incluidas posibles interrupciones en la entrega y mayores pagos de seguros.

«El estado paga por la exposición al Ártico y los cargadores cubren los costos restantes», dijo Krutikov en una entrevista. Los costos resultantes para las compañías navieras «deberían ser más bajos que en el Canal de Suez, al menos en la primera etapa», para promover la ruta.

Si se implementa la idea, el operador estatal de portacontenedores sería responsable del transporte de cargas a través de la Ruta del Mar del Norte, que se extiende por más de 3.000 millas náuticas entre el Mar de Barents en la frontera rusa con Noruega y el Estrecho de Bering, cerca de Alaska.

Lea también CMA CGM no utilizará la ruta por el Ártico

Los buques feeders de los puertos europeos y asiáticos podrían navegar hasta Murmansk en el Mar de Barents y Kamchatka en el Lejano Oriente, llevando cargas a los puntos de transbordo, según Krutikov. A partir de ahí, el operador de contenedores ruso se haría cargo de las cargas, dijo. «Esto reduce significativamente los costos de transporte, ya que las compañías extranjeras no necesitarán embarcaciones árticas», y Rusia también podría mantener competitivos los costos de transbordo, agregó Krutikov.

El operador estatal de buques sería necesario para acompañar a los cargadores internacionales durante al menos una década, «de lo contrario, nadie usará la Ruta del Mar del Norte” dijo.

Agregó además que «en algún momento, los cargadores se acostumbrarán y comprenderán la infraestructura, se interesarán más y luego podremos dejar de cubrir la exposición al Ártico y hacer que la ruta sea comercial».

El proyecto para crear un operador de portacontenedores estatal todavía está en pañales. El Ministerio de Rusia para el Lejano Oriente y el desarrollo del Ártico espera que el grupo de expertos Skolkovo complete una investigación sobre infraestructura potencial y costos presupuestarios para fines de este año. Los resultados de la investigación serán discutidos y actualizados durante otro medio año, y la decisión final sobre si el proyecto es necesario o no depende del liderazgo de Rusia, dijo Krutikov.

Por mucho tiempo que pueda tomar establecer un operador de contenedores estatal ruso, el desarrollo general de la Ruta del Mar del Norte es un «proyecto, que se desarrollará por al menos 100 años dada su escala», dijo Krutikov.

Con información de Bloomberg