Viernes 03 de Abril de 2020

La carga aérea también se enferma de coronavirus

28/1/2020

La crisis por el coronavirus ya afecta a la carga aérea y obliga a retrasar los envíos, dicen expertos de la industria en una conferencia en Nashville

la carga aéreaExpertos dicen que el coronavirus comienza a enfermar a la carga aérea. El mortal virus que ya hizo que se cerraran varias ciudades chinas podría proporcionar un triple golpe a una industria de la carga aérea que ya está en recesión durante 13 meses, a pesar de que el riesgo más obvio es para las aerolíneas de pasajeros.

La crisis ya está obligando a retrasar los envíos de carga aérea, según representantes de la industria en una conferencia de carga aérea en Nashville, Tennesse.

Los viajes entre China y el resto del mundo pronto podrían virtualmente detenerse, y las aerolíneas suspenderían los vuelos si las cuarentenas masivas en China no frenan la propagación del virus. El martes, United Airlines dijo que suspenderá algunos vuelos a China a partir del sábado debido a una caída «significativa» de la demanda.

Hubo 106 muertes y más de 4.500 casos confirmados del coronavirus. Dieciséis ubicaciones internacionales, incluso en los EE.UU., identificaron casos de este nuevo virus. Wuhan, donde comenzó el virus, y otras 13 ciudades de la provincia de Hubei están cerradas y otras ciudades de todo el país están tomando medidas para limitar la exposición.

El lunes, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) elevaron su advertencia de viaje al Nivel 3 para todo el país e instaron a los ciudadanos estadounidenses a evitar todos los viajes no esenciales a China. Mientras tanto, Hong Kong está restringiendo los viajes desde China continental. La advertencia fue precedida por un aviso del Departamento de Estado de que los estadounidenses reconsideran los viajes a China.

Los principales aeropuertos internacionales, especialmente Shanghai, Beijing y Hong Kong, permanecen abiertos, pero eso podría cambiar a medida que la crisis de salud empeora. Previo a que eso suceda y a medida que la demanda de viajes a China se agota, las aerolíneas pueden optar por la suspensión de rutas para proteger a las tripulaciones y sus resultados finales.

Lea también Coronavirus. La industria marítima en alerta máxima

Los aviones de fuselaje ancho utilizados en vuelos de larga distancia transportan una cantidad significativa de carga debajo de la cubierta y si los vuelos de pasajeros se paran indefinidamente, desaparece una gran cantidad de capacidad de bodega de la que dependen los cargadores. Los supervisores de carga presentes en la conferencia no quisieron especular sobre lo que la alta gerencia de sus aerolíneas podría decidir.

Pero un funcionario de la industria, que pidió no ser identificado debido a lazos con múltiples transportistas, dijo que tal escenario es posible y que no hay garantía de que los aviones cargueros puros puedan cubrir la probable falta de bodega porque los pilotos pueden negarse a volar en las zonas afectadas por el virus.

Normalmente hay alrededor de 50 vuelos de pasajeros por día desde China a los EE.UU. Durante los 12 meses que terminaron en julio, el último período para el cual hay datos disponibles, según los datos del Departamento de Transporte de los EE.UU. compilados por Airlines for America (A4A), en ese momento había 17 vuelos de carga entrantes a EE.UU. y nueve vuelos de carga hacia China. United Airlines opera 24 vuelos diarios a China, más que cualquier otra aerolínea de los Estados Unidos.

Dicho esto, puede que ni siquiera haya exportaciones de carga para poner en aviones. Las fábricas podrían cerrar sus puertas por orden del gobierno, para evitar responsabilidades o simplemente porque los empleados no pueden o no van a trabajar. En Tangshan, una importante ciudad productora de acero, los funcionarios ordenaron que los autobuses dejen de funcionar, informó Bloomberg, lo que dificultaría que la mayoría de los trabajadores lleguen a sus trabajos.

Todas las fábricas están cerradas por el momento después de que el gobierno chino anunció que el período de vacaciones del Año Nuevo Lunar se extenderá otros tres días hasta el domingo. Las industrias en el centro de fabricación de Suzhou, en el este de China, están cerradas hasta el 8 de febrero. Shanghai, las provincias de Zhejiang y Guangdong anunciaron que todas las empresas permanecerán cerradas hasta el 9 de febrero.

Los cierres prolongados significan más días perdidos en los que los operadores de carga completa y otras compañías de transporte aéreo no tendrán bienes para mover, aunque una vez que las cosas vuelvan a la normalidad podría haber un aumento en las reservas de aviones de carga para aliviar la demanda acumulada de productos industriales y bienes al por menor.

La falta de trabajadores disponibles también es un problema para el sector logístico. La compañía de vuelos chárter Skylease Air Cargo, con sede en Miami, suspendió sus vuelos Boeing 747-400 que transportan langostas y otros mariscos desde el Aeropuerto Internacional Halifax Stanfield a China, dijo Glen Boone, director de carga y desarrollo inmobiliario de la autoridad del aeropuerto a FreightWaves al margen de la Air Cargo 2020. El evento está organizado por asociaciones comerciales que representan a agentes de carga, servicios de transporte por carretera y aeropuertos.

“La red logística en China está toda embotellada. No se cuenta con personal de servicio en tierra, despacho de aduanas y, obviamente, camiones», dijo.

«Productos perecederos como la langosta: no puedes moverlo si no puedes moverlo rápido. Si se detiene la cadena logística en cualquier lado, no puede enviar un producto perecedero», comentó.

La falta de infraestructura logística disponible está comenzando a frenar todos los tipos de envíos de carga, agregó Boone.

Otro efecto del coronavirus sobre la carga en las aerolíneas y los cargadores es que las cadenas de suministro podrían verse aisladas de los materiales necesarios para operar fábricas en otros países y que el crecimiento económico global se vea afectado, reduciendo la demanda de servicios de carga aérea.

El martes, el CDC aumentó el número de aeropuertos donde realiza la inspección de pasajeros que llegan de China, de cinco a veinte. El mayor número de ubicaciones de detección disminuye la necesidad de planes de reruteo.

Si la canalización de vuelos a través de centros de detección se expande para cubrir otras ciudades chinas, las aerolíneas y las empresas de logística tendrán que descubrir cómo recuperar su carga y llevarla a los destinos originales, dijo Elizabeth Merritt, directora gerente de servicios de carga de A4A, durante un panel de discusión. Las empresas también deberán encontrar rápidamente otras fuentes de componentes y productos terminados si sus proveedores chinos no pueden realizar entregas.

Es probable que las aerolíneas retiren los aviones de fuselaje ancho del mercado asiático e intenten redistribuirlos en otros mercados, dijo la funcionaria de la industria aérea.

El impacto combinado del coronavirus y las protestas en Hong Kong, que hicieron bajar los viajes aéreos a ese popular destino turístico y de negocios, podría ser especialmente perjudicial para la aerolínea Cathay Pacific, con sede en Hong Kong, comento además Merrit.

La disminución en el turismo ya está afectando parte de la capacidad de carga en las aerolíneas de pasajeros, como se informó anteriormente.

El coronavirus tiene comparaciones con el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS), que mató a 774 y enfermó a casi 8.100 en 2003. En el punto álgido del brote, los viajes de Asia Pacífico cayeron un 35% desde los niveles anteriores a la crisis, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, y tardó meses en recuperarse. En general, las aerolíneas de la región perdieron el 8% de su tráfico anual y US$ 6.000 millones en ingresos.

Con información de Freight Waves