Martes 21 de Septiembre de 2021

Robo de carga global en 2018. Informe del TT Club

18/7/2019

Nuevo informe del TT Club y BSI Supply Chain Services & Solutions sobre el robo de carga en el 2018. Tendencias, variaciones regionales y riesgos internos

robo de cargaEl TT Club y BSI Supply Chain Services & Solutions se unieron nuevamente para producir un análisis del robo de carga durante todo el 2018, junto con algunos comentarios adicionales sobre la prevención de pérdidas para ayudar a aquellos que estén considerando cómo combatir esta amenaza constante.

Análisis de tendencia
Los peligros del robo de carga continúan afectando a las partes interesadas en toda la cadena de suministro global. Hay muchas facetas resultantes de este fenómeno. Además del costo financiero directo, hay consecuencias ocultas y, a menudo, más importantes relacionadas con la pérdida de la reputación del mercado y de la marca, que afecta a todas las partes interesadas. Además, existen costos sociales incalculables si se considera que los beneficios del robo de carga con frecuencia financiarán otros intercambios ilícitos.

Este segundo estudio destaca las tendencias predominantes tanto a nivel regional como global. En términos de los productos a los que se dirige, aunque no existe carga sin riesgo, en general, los alimentos y bebidas, el alcohol y el tabaco y los productos de consumo representan el 49% de toda la carga robada a nivel mundial. La electrónica y la ropa representan otro 12%, respectivamente, y en conjunto conforman los 5 principales productos seleccionados.

Como se señaló en el informe anterior, el modus operandi de la fraternidad criminal por región está bien establecido, con algunos picos intrarregionales en actividad.

Variaciones regionales
En Europa, más del 75% del robo de carga ocurre mientras está en tránsito; con tácticas de «cortar y agarrar» que representan el 50% de todas las pérdidas reportadas. Esto refleja una combinación de muy bajo número de lugares de estacionamiento seguros y falta de recursos para contrarestar este tipo de delitos en toda Europa.

Dada la gran cantidad de vehículos sin garantía estacionados en la región, los criminales no necesitan correr mayores riesgos al atacar las instalaciones de los almacenes. El Reino Unido representa un abrumador 86% de los incidentes reportados con robos realizados principalmente los martes, miércoles y jueves.

En Asia, China e India son los países donde se registra con mayor frecuencia el robo de carga. Los productos a los que se apunta con mayor frecuencia en la región son alimentos y bebidas, metales y productos electrónicos, muy probablemente influenciados por las condiciones del mercado local. Si bien prevalece el robo de carga en tránsito, la amenaza interna es más pronunciada, al igual que el riesgo de robo en las instalaciones del almacén.

Lea también Carga no retirada. Mitigar los riesgos del NVOCC

La región de Medio Oriente y África sigue siendo afectada por siniestros menos sofisticados, pero más violentos. La carga en tránsito está fuertemente enfocada con tácticas como suplantar el personal encargado de aplicar de la ley, que a menudo se selecciona como un medio eficaz para obligar a los conductores a detenerse en el lado de la carretera. La corrupción en la región también juega un papel importante en los incidentes de robo de carga. Las cargas de alimentos y bebidas son las más comúnmente afectadas en toda la región.

En América del Norte hay dos tendencias intrarregionales distintas. La primera, relativa a los Estados Unidos y Canadá, evidencia una experiencia similar a la de Europa, con los perpetradores centrados en vehículos sin supervisión y sin vigilancia. La segunda tendencia son las tácticas mucho más agresivas y violentas empleadas por los delincuentes en México y los países centroamericanos. Los alimentos y bebidas y los productos de consumo encabezan la lista de productos básicos seleccionados en América del Norte para su robo.

Ninguna otra región sufre de una tasa más alta de secuestros de camiones que Sudamérica. Los incidentes de secuestro se registraron en casi todos los países de la región en 2018, mientras que Brasil representa el 68% de todos los incidentes registrados. El robo en tránsito representa más del 75% de todos los incidentes, y los martes, miércoles y jueves son los días más frecuentes. Al igual que en otros lugares del mundo, los productos preferidos de los delincuentes son los alimentos y las bebidas y los productos de consumo.

Riesgos internos
Una vulnerabilidad identificada por BSI y el TT Club a través del análisis de datos, fue el riesgo aparentemente creciente presentado por el «insider». Las personas demuestran ser el mayor activo de una organización, pero robo de cargatambién, en ocasiones, un riesgo de vulnerabilidad sustancial. A medida que las organizaciones implementan medidas físicas y de procedimiento cada vez más sofisticadas para proteger sus activos de amenazas externas, el reclutamiento de personas con información privilegiada se convierte en una propuesta más atractiva para aquellos que intentan obtener acceso.

El informe considera esta exposición al riesgo en detalle y proporciona una serie de consideraciones prácticas y estrategias de mitigación. También destaca la importancia de la diligencia debida a través de la contratación y el mantenimiento de controles de gestión sólidos. Se recomienda que las organizaciones implementen capas de defensa, comenzando con aspectos físicos, seguidas de claros procedimientos y políticas de nivel de gestión. Se debe considerar la posibilidad de operar con un principio de menores privilegios, donde la información y el acceso se limitan a una «necesidad de saber».

Tener una política de comunicación sólida tanto interna como externa, respaldada por frecuentes reuniones informativas y programas de capacitación para empleados, se considera una estrategia clave para proteger a las empresas. Realizar evaluaciones exhaustivas de riesgos para determinar el panorama de amenazas y comprender las posibles exposiciones permitirá a las empresas la oportunidad de priorizar e implementar opciones de tratamiento de riesgos según sea necesario.

Es un mundo conectado
Del informe se desprende claramente que los perpetradores de robo de carga son sofisticados y determinados. Si bien numerosas organizaciones están haciendo un buen progreso en la lucha contra este tipo de delito, los delincuentes pueden adaptarse e implementar nuevas tácticas para lograr sus objetivos.
Al compartir el conocimiento y el asesoramiento en este informe, se espera que las partes interesadas directas en la cadena de suministro estén mejor posicionadas para proteger sus activos, mitigando los riesgos potenciales asociados con el robo de carga. Además, se convierte en una lectura recomendada para que la comunidad más amplia de la ley reconozca las conexiones con otros delitos, como el tráfico, la falsificación y el terrorismo.