Viernes 22 de Octubre de 2021

Terminal en Ningbo nuevamente en operaciones

26/8/2021

La terminal en Ningbo cerrada por el Covid-19 ya se encuentra nuevamente en operaciones, pero la crisis del transporte marítimo aún no finalizó

terminal en ningboTerminal en Ningbo nuevamente en operaciones. -Un caso de coronavirus fue todo lo que se necesitó para cerrar una parte crítica del tercer puerto de contenedores más activo del mundo.

Ahora, la terminal de Meishan en el puerto de Ningbo-Zhoushan del este de China está nuevamente en funcionamiento, según la empresa estatal que administra el puerto. Las operaciones se reanudaron a la medianoche, poniendo fin a una suspensión de dos semanas, dijo Jiang Yipeng, subdirector general del Grupo Portuario Ningbo-Zhoushan, en una conferencia de prensa el miércoles.

La terminal en Ningbo, que se encuentra al sur de Shanghai, había estado cerrada desde el 11 de agosto después de que un trabajador portuario dio positivo por Covid-19.

Peter Sand, analista jefe de shipping en BIMCO, dijo que las operaciones en el puerto podrían tardar hasta 60 días en volver a la normalidad cuando los trabajadores y los pilotos marítimos regresen de la cuarentena. Eso significa que los minoristas de todo el mundo se enfrentarán a interrupciones continuas mientras se apresuran para abastecerse antes de la vital temporada de compras navideñas.

El cierre de la terminal, que representa alrededor del 25% de la carga de contenedores a través del puerto, según la consultora GardaWorld, afectó gravemente al comercio mundial. Provocó interrupciones en otros puertos en China y estiró las cadenas de suministro que ya estaban sufriendo problemas recientes en puertos de ese país, la escasez de contenedores en curso, el cierre de fábricas en Vietnam y los efectos persistentes del bloqueo del Canal de Suez en marzo.

Las principales líneas navieras internacionales, incluidas Maersk, Hapag-Lloyd y CMA CGM, modificaron los schedules para evitar el puerto de Ningbo y advirtieron a los clientes sobre retrasos. La carga que no pudo desviarse de Ningbo ahora comenzará a fluir, pero podría llevar semanas despejar la acumulación porque los bloqueos también afectaron el transporte por carretera y los ferrocarriles, dijo Sand.

El cierre de la terminal de Ningbo también se sumó a los cuellos de botella derivados del cierre de Yantian en junio, puerto ubicado a unas 50 millas al norte de Hong Kong, después de que se detectaran infecciones por coronavirus entre los trabajadores portuarios.

Las cadenas de suministro globales se vieron interrumpidas por las consecuencias de la pandemia, lo que provocó la escasez de productos de consumo e hizo que a las empresas les resulte más caro enviar las mercaderías a donde los necesitan.

El puerto de Ningbo ha jugado un papel crucial durante mucho tiempo. Durante los últimos 12 años, ha sido el puerto más grande del mundo por tonelaje de carga, con capacidad para manejar casi 1.200 millones de toneladas en 2020, según el Ministerio de Transporte de China.

El ministerio también lo cataloga como el tercer puerto más activo del mundo en términos de tráfico de contenedores, manejando alrededor de 28,7 millones de Teus.

Sand sugirió que las autoridades portuarias buscarán en el futuro lograr un «mejor equilibrio» entre la protección de los residentes locales y el impacto en la economía.

«La política de ‘tolerancia cero’ para el virus Delta importado no funciona cuando se trata de un gran puerto», dijo.