Viernes 22 de Octubre de 2021

Vehículos eléctricos y cadenas de suministro automotriz 

5/10/2021

La revolución de los vehículos eléctricos trae un cambio importante en el diseño y conducción de las cadenas de suministro automotrices

Vehículos eléctricosVehículos eléctricos y cadenas de suministro automotriz. -Los especialistas en logística dicen que el cambio a automóviles con combustibles alternativos, así como las interrupciones causadas por la pandemia de Covid, están llevando a reconsiderar la forma en que se diseñan y administran los sistemas de logística de vehículos, incluido un mayor uso del transporte aéreo, la regionalización y la contratación interna por OEMs (fabricante de equipos originales por sus siglas en inglés).

“El cambio a los vehículos eléctricos y sin conductor es un cambio enorme”, dijo Dave Dudek, vicepresidente ejecutivo, líder mundial del sector automotriz y de neumáticos para el especialista en cadena de suministro automotriz CEVA Logistics. Y predice que resultará en un mayor uso del transporte aéreo a largo plazo.

“En este momento, nunca habíamos visto tanta carga aérea en la industria automotriz, debido a la interrupción de la pandemia, la falta de capacidad en el transporte marítimo y la escasez de semiconductores”, observó. «Esto se reducirá porque es más caro, pero creo que a medida que la industria automotriz tenga componentes más costosos en los que el tiempo es crítico en los nuevos vehículos eléctricos, veremos el transporte aéreo como un modo para algunos componentes». 

Cambiar los procesos de adquisición
Dudek dijo que, en los últimos años, muchos OEM han estado cambiando sus procesos de adquisición y esto se ha acelerado por los efectos de la pandemia.

“Las empresas están creando actividades múltiples de abastecimiento local. Están analizando sus cadenas de suministro para tener más de una solución en el futuro”, señaló. “Usan múltiples geografías, por lo que si una locación tiene un problema, pueden abastecerse de otro lugar. Los componentes ya no son de una sola fuente».

Si bien muchos OEM (fabricantes de equipos originales) están comenzando a convertir las plantas de producción de automóviles tradicionales para poder producir vehículos eléctricos, también se están estableciendo muchas instalaciones nuevas. “Estamos viendo que nuevos jugadores ahora ingresan al mercado y hay una gran inversión en nuevas plantas de producción de quienes que no han fabricado vehículos antes”, destacó Dudek.

Dijo que los fabricantes de equipos originales quieren construir en los mercados que tienen las mayores ventas, para evitar los altos costos de envío de vehículos terminados. “Entonces, estamos mirando a Europa, Estados Unidos y China inicialmente y luego al sureste de Asia y luego a América del Sur y África, aunque la falta de infraestructura de puntos de recarga podría dificultar las cosas en los mercados en desarrollo”, señaló Dudek.

Lars Krosch, director de operaciones del especialista en logística express de tiempo crítico, Time: Matters, dijo: “En Europa, y especialmente en Alemania, se están construyendo nuevas fábricas para la producción de vehículos eléctricos o se están convirtiendo las existentes.

“Cada vez se están planificando y construyendo más plantas para la producción de celdas, módulos y paquetes de baterías en Europa, tanto por fabricantes de vehículos europeos como por terceros. La señal es clara: la electromovilidad se ha establecido y será cada vez más importante en los próximos años”. 

Movilizado por transporte aéreo
También observó que los problemas actuales con el transporte marítimo están impulsando más carga automotriz al transporte aéreo. “En este momento, la escasez de contenedores y de capacidad de transporte marítimo está llevando al hecho de que incluso los materiales a granel, que son de alta densidad, alto peso y bajo precio, por lo que normalmente se transportan en contenedores, ahora se transportan por vía aérea para mantener las líneas de producción operando”, señaló Krosch. «La congestión portuaria es otro factor en el cambio del transporte marítimo a un transporte aéreo más caro».

Krosch no cree que la escasez de microchips disminuya a corto plazo. “El movimiento general hacia los vehículos eléctricos está cambiando la demanda de manufacturas especiales de metal a la misma demanda que tienen los bienes de consumo de rápido movimiento”, dijo.

“Cada vez se instalan más piezas electrónicas en los vehículos. Esto crea una inmensa demanda de componentes electrónicos, que también se utilizan en bienes de consumo como teléfonos móviles y consolas de juegos. Esto conduce a una mayor demanda de microchips».

Él cree que los OEM traerán una mayor parte de la producción de componentes internamente o, al menos, se abastecerán de empresas ubicadas más cerca de las plantas de producción. 

Fabricación propia en las OEMs
“Hay indicadores globales para que los fabricantes de equipos originales encaren la fabricación propia de piezas, ya que su rango vertical de fabricación está disminuyendo”, señaló Krosch. “Los asientos, las baterías y las estaciones de carga están actualmente a cargo de los fabricantes de equipos originales para garantizar un mayor grado de fabricación interna con un impacto positivo en la rentabilidad.

«Las plantas de producción se están trasladando más cerca de los OEM», continuó. “Habrá cada vez más regionalización e internalización. Por ejemplo, la producción de vehículos eléctricos en Europa será muy importante durante el próximo año. Por lo tanto, la producción de las baterías respectivas se acercará más a las plantas de producción de automóviles, subcontratando la producción de tecnología a través de empresas asociadas.

“Esperamos que los tamaños de envío per se sean más pequeños a medida que las piezas grandes se producen cada vez más localmente. La demanda de capacidad de carga aérea aumentará, particularmente en el sector de piezas pequeñas, donde se requieren soluciones de transporte de alto rendimiento y de tiempo crítico para garantizar una cadena de suministro estable”. 

Factores del cambio climático
El cambio climático, que es uno de los impulsores del cambio hacia los vehículos eléctricos, también está creando más volatilidad en las cadenas de suministro, con interrupciones por eventos climáticos severos, por ejemplo.

“Esto hace que los fabricantes de equipos originales piensen en cómo lidiar con la situación y adaptarse a ella”, señaló Krosch. “Los envíos internacionales disminuirán a muy largo plazo, con un valor más alto y un ciclo de vida más corto. El enfoque global cambiará».

Stuart Stobie, director del especialista en logística de emergencia Priority Freight, cree que las cadenas de suministro automotrices no siempre son tan globales como podría parecer.

“La automoción se ha regionalizado bastante de muchas maneras, porque los proveedores de componentes de nivel 1 se sientan alrededor de los OEM”, señaló. “América del Norte obtiene piezas de América del Sur. En Europa, históricamente todo se concentró en Europa occidental, pero ha ido creciendo en grupos en el este y suroeste de Europa. Y estamos obteniendo más productos electrónicos del norte de África, que vienen en camión».

Pero dijo que en los últimos dos años, desde la perspectiva de los motores de combustión, la gente está «sumergiéndose en las cadenas de suministro de otros continentes cuando hay problemas en su propio continente, y luego vemos más carga aérea».

“Mucha tecnología para I+D proviene del Lejano Oriente”, agregó Stobie. “Los fabricantes chinos ahora son dueños de los fabricantes europeos, por lo que se mezclan un poco más. Veíamos más transporte marítimo de piezas desde el Lejano Oriente, pero ahora es casi imposible encontrar capacidad».

Stobie cree que la cadena de suministro se extenderá a donde está la demanda, y señaló: «Probablemente permanecerá principalmente en las áreas tradicionales de fabricación de automóviles, ya que todavía necesitan una mano de obra calificada y les gusta tener proveedores de componentes cerca».

Ha oído hablar de un fabricante de furgonetas y autobuses eléctricos que está construyendo mini gigafábricas cerca de las ciudades que producen solo 20/30 vehículos a la semana para el consumo local. «Se supone que es una forma sostenible de fabricar automóviles», señaló. «Una línea de producción tarda aproximadamente un mes en construirse en comparación con un año para una planta estándar».

Con información del Lloyd’s Loading List