Sábado 13 de Abril de 2024

Puerto de Bahía Blanca. La llegada de ZIM abre nuevos destinos

10/9/2023

Con la llegada de una nueva naviera como ZIM al puerto de Bahía Blanca, surgen otras posibilidades para el comercio exterior de la región.

puerto de Bahía BlancaEn la segunda quincena del mes comenzará a operar la empresa israelí ZIM, que conectará el puerto de Bahía Blanca con Brasil, El Caribe y Houston (EE.UU.) abriendo conexiones hacia nuevos destinos.

La llegada de una nueva naviera al puerto de Bahía Blanca abre un nuevo horizonte de posibilidades para los importadores y exportadores de la ciudad y la región que desean operar por la estación marítima bahiense.

Hacia fin de mes está prevista la recalada de un primer buque de la empresa israelí ZIM, probablemente el Contship Key, de casi 150 metros de eslora.

Esta línea opera entre el puerto de Houston (Estados Unidos) y Ushuaia, tocando los puertos de Kingston (Jamaica), Santos (Brasil) y Tecplata (La Plata), sumando ahora al de Bahía Blanca.

“No deja de ser una buena noticia para los importadores y exportadores de Bahía Blanca y la región, porque incluso con trasbordos en esos puertos podrán llegar a todo el mundo”, señalaron las fuentes consultadas.

El servicio se suma así al que ya prestan las navieras Maersk y Hapag Lloyd, con su operatoria quincenal, vía Montevideo.

Inicialmente tendrá una frecuencia aproximada de mes y medio (50 días), aunque ya hay intenciones de bajarla sumando un nuevo buque.

En esta primera recalada, sobre la última quincena de este mes, el buque cargará 100 contenedores con polietileno producido por la empresa Dow rumbo al puerto de Santos, en Brasil.

En la segunda, prevista para noviembre, y dependiendo de la posibilidad de posicionar vacíos, podría alcanzar los 200 contenedores, más algunos con jugo concentrado del Alto Valle de Río Negro, con destino a los Estados Unidos.

También está previsto que sume varios reefers con pescado, aportados por Argenova, a través de la empresa Puerto Frío, con instalaciones en el ex Muelle Nacional.

Desde Dow se mostraron entusiasmados con esta nueva apuesta logística y señalaron que constituye una posibilidad concreta de recuperar el volumen histórico de contenedores que la firma petroquímica enviaba a Brasil desde Ingeniero White.

“El puerto de Bahía Blanca siempre será estratégico para Dow, por eso, aquellas oportunidades que propicien su competitividad son bienvenidas por el impacto que este tiene en la ciudad y la región. A partir de la utilización de este servicio –agregaron–, buscamos recuperar parte del volumen histórico que regularmente se despachaba por Bahía Blanca y agregar una alternativa más a nuestro modelo logístico”.

Precisamente, esta carga es la que salía naturalmente por el puerto local hasta que la naviera Maersk modificó su recalada (en vez de ir a Santos va a Montevideo), lo que hizo que Dow se viera obligada a modificar su logística porque en el puerto uruguayo no le dan los tiempos de tránsito y le termina costando más caro.

De hecho, el gigante industrial siempre quiso salir por Bahía porque no hay mejor logística que tener un puerto a escasos metros, aunque, claro está, para que esto ocurra debe haber buques y contenedores disponibles, algo que ahora parece volver a darse.

Cristian López, gerente general de Patagonia Norte S.A., se refirió a las posibilidades que abre esta nueva operatoria y dijo que la idea es poder expandir el servicio a otros clientes, además de Dow.

“Nosotros sí o sí tenemos que crecer. Con los movimientos actuales, realmente la situación es compleja. Lamentablemente, es un negocio que no manejamos, no podemos manejar la oferta de contenedores y de buques. Sabemos que el potencial de la carga está. El tema es que las navieras han tenido carga mucho más valiosa en otros puertos y terminaron relegando al sitio 21 de Ingeniero White”.

Tras señalar que hoy por hoy el servicio quincenal de Hapag Lloyd y Maersk sale habitualmente con contenedores de Unipar y Dow como clientes principales, con el pescado creciendo (50/60 contenedores) y algo de carne, se refirió a las perspectivas que pueden surgir a través del nuevo servicio de ZIM.

“La perspectiva principal es la posibilidad de tener más disponibilidad de contenedores y más posibilidad de espacio en bodega. Lo cual hace que el cliente que hoy no tienen esa posibilidad por la falta de espacio y de contenedores, y busque otra otras logísticas, quizás eran clientes nuestros y retomen el puerto de Bahía Blanca”.

Al respecto mencionó a productos como la harina y la alfalfa, más el jugo concentrado en el segundo semestre de cada año.

“Estamos muy entusiasmados en que si el servicio se hace regular la carga está, pero tenemos que lograr la regularidad del servicio y para eso va a ser determinante el tema del posicionamiento de vacíos”, cerró.

En tal sentido, hay que decir que este barco hace un servicio directo Estados Unidos–Ushuaia, por lo que el posicionamiento de vacíos debe hacerse por medio terrestre porque los vacíos que están en Ushuaia el buque no los puede descargar en Bahía por la Ley de Cabotaje, los tiene que llevar a Estados Unidos, o al menos a Brasil.

Entonces, para que esa posibilidad se concrete, fuentes consultadas señalaron que habrá que conseguir seguramente waiver que permita la descarga de vacíos en Bahía Blanca.

Hoy, para la primera recalada, ZIM está logrando posicionar vacíos por tren, pero el ferrocarril le otorga apenas 20 contenedores por semana, mientras que por camión los costos son enormemente mayores (US$ 1.500 dólares de costo por contenedor).

Por eso habrá que ver cuál es realmente el poder de gestión local para conseguir a corto plazo un permiso en los órganos de decisión que funcionan en Buenos Aires. Obviamente la tarea no será nada sencilla.

Fuente La Nueva – Nota escrita por Adrián Luciani