Miércoles 22 de Septiembre de 2021

Charteo de buques. DSV ingresa al mercado

8/12/2020

DSV dio un paso «extraordinario» ingresando al mercado de charteo de buques para superar la crisis de capacidad entre China y Europa.

charteo de buquesDSV ingresa al mercado de charteo de buques. –En medio de una de las peores escaseces de capacidad y equipo en el transporte de contenedores, DSV alquiló tres embarcaciones multipropósito para un viaje directo desde Shanghai al puerto danés de Aarhus a finales de este mes.

Un portavoz de DSV dijo a The Loadstar: “Por ahora, esto es solo para un viaje con cada uno de los tres buques de entre 700 y 1.200 Teus. Es una oferta para múltiples clientes e incluye todo tipo de contenedores regulares y de carga en general.

«Nos hemos conectado con nuestros proveedores habituales y hemos podido asegurar contenedores de muchos depósitos y proveedores diferentes».

Según Lars Jensen, director ejecutivo de SeaIntelligence Consulting, el movimiento de DSV es “otro indicio de la extrema fortaleza actual del comercio de contenedores Asia-Europa”.

Dijo que el charteo de buques de DSV le había permitido sortear la “escasez de espacio y equipo para buques que plaga el mercado”.

La mayoría de los buques en la ruta comercial Asia-Europa son gigantescos portacontenedores de 18.000 Teus o más, señaló el Sr. Jensen, que ofrecen a los transportistas bajos costos por franja horaria.

“Por lo tanto, el despliegue de pequeñas embarcaciones de 650 Teus es una buena indicación de que las tarifas de flete alcanzaron niveles en los que alternativas inusuales ahora se vuelven viables”, agregó. “Esto también podría ser una indicación de que nos estamos acercando a una prueba de los límites de las tarifas al contado cobradas por los transportistas”.

De hecho, si bien el lucrativo comercio transpacífico contribuyó a la falta de contenedores para los importadores europeos, las tarifas China-Europa también experimentaron grandes picos en el mercado al contado, incluido un aumento del 20% en el índice de carga en contenedores de Shanghai (SCFI) de la semana pasada a US$ 2.091 por Teu.

Sin embargo, es probable que la tarifa real sea mucho más alta, ya que los transportistas cobran una serie de recargos por congestión y temporada alta además de primas por arribo seguro. Un transportista dijo que la tasa real era “más como US$ 3.500 a US$ 4.000”.

Sin embargo, dijo Jensen, era poco probable que otros grandes forwarders siguieran el ejemplo de DSV en el charteo de buques. Le dijo a The Loadstar: “El problema número uno es la disponibilidad de embarcaciones adecuadas; hay escasez y las tarifas de charteo están aumentando considerablemente. Peor aún, ahora es muy difícil conseguir contenedores vacíos”.

Un consultor de transporte marítimo dijo: “Obviamente, DSV calculó que, basándose en las infladas tarifas al contado actuales, tiene sentido financiero. Pero sus cálculos adicionales probablemente no permitan otros gastos derivados del funcionamiento de los barcos y los servicios.

“Dudo que termine bien y DSV haría mejor en dejar que los transportistas asuman el riesgo, aunque podría darles a los transportistas la ventaja que necesitan para poner su casa en orden”.

El portavoz de DSV dijo que los costos de charteo estaban “en línea con el mercado muy alto que vemos en diciembre”.

Y agregó, “nuestra decisión no se basa tanto en los costos como en asegurar el espacio y garantizar un tiempo de tránsito más corto para nuestros muchos clientes que lo necesitan con urgencia, debido al difícil mercado”.

Mientras tanto, la incursión del forwarder en el mercado de charteo de buques es otro ejemplo de la integración vertical vista en toda la industria este año, sobre todo con el impulso de Maerk para convertirse en un integrador logístico y la adquisición de múltiples líneas feeder por parte de DP World.

Sin embargo, Jensen dijo que veía el juego chárter de DSV como algo excepcional.

“Está proporcionando un servicio ad hoc que es comercialmente viable debido a las circunstancias sumamente inusuales en el mercado en este momento. No es un producto viable a largo plazo y, por lo tanto, tampoco se puede ver realmente en un contexto estratégico, como lo que está haciendo Maersk”.