Miércoles 16 de Junio de 2021

Retos profesionales en logística y comex

18/5/2021

Cuáles son los principales retos profesionales que debieron enfrentar en sus carreras los especialistas en logística y comercio exterior de la región

Retos profesionalesRetos profesionales en logística y comex. -Integrantes de Movant Connection, espacio que nuclea y aporta valor al sector, con presencia en Latam y España, se refirieron a diferentes retos y aprendizajes, que tuvieron a lo largo de sus amplias trayectorias.

Como todos los meses, Movant Connection presenta una nueva publicación colaborativa. En este caso, el foco estuvo puesto en los “Retos profesionales en logística y comex”, donde miembros y seguidores de la comunidad compartieron los más grandes desafíos que afrontaron a lo largo de su carrera profesional.

“Para los que nos desempeñamos en el sector logístico, hablar de retos u operaciones desafiantes es moneda corriente. Desde luego que la actual crisis sanitaria trajo nuevas complejidades y exigencias, pero esta es una actividad que siempre te entrena para enfrentar imprevistos, agudizar el ingenio y desarrollar la capacidad de generar vínculos basados en la confianza y el compromiso. Porque somos eslabones de una gran cadena y, como tales, necesitamos articular de forma efectiva con todo el conjunto porque, en logística, las operaciones exitosas son siempre logros colectivos”, destacó Javier Carrizo, director de Movant Connection.

El desafío de internacionalizar Pymes
Paula Pasten (Chile), Chair of Wista Int. Trade Committee, recordó su experiencia en 2018 y 2019, con el desarrollo de una herramienta para apoyar el acceso a los mercados internacionales de pequeñas y medianas empresas, que requirió el trabajo conjunto de diversos profesionales de la cadena logística del sector público y privado, quienes trabajaron bajo el paraguas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El desafío era poder llevar a cabo un diagrama de flujo de una operación de importación y exportación para carga general en términos FOB marítimo y terrestre, algo que no suena muy complejo en teoría, pero que requirió el esfuerzo de 25 profesionales de diversos puntos de la cadena logística, quienes durante casi dos años se reunieron de forma periódica para dar forma a este mapa de procesos.

“Me llamó la atención que, a pesar de contar con muchos profesionales con vastos años de experiencia en logística y comercio exterior, hubo ocasiones en que entre todos los presentes no podíamos resolver una respuesta especifica de la operación. ¿Te puedes imaginar que le puede pasar a una Pyme ante el mismo escenario?”, comentó la especialista.

A partir de esta actividad, Pasten pudo comprobar que “nadie tiene todo el conocimiento ni nadie sabe más que todo el mundo”, por lo tanto, “si queríamos realmente ayudar a las pequeñas empresas debíamos estar siempre en modo aprender, para potenciar la inteligencia colectiva y aprender de lo que otros saben”.

Dolores del crecimiento
Jesús Ibarra (México), director de operaciones de una empresa logística líder especializada en mensajería y paquetería con más de 11 mil colaboradores, identificó a la crisis sanitaria desatada el año pasado como el reto más reciente y el más significativo que debió enfrentar en su carrera.

Para el profesional, el desafío consistió en avanzar en volúmenes lo planificado para tres o cuatro años en solo dos meses. “Tuvimos que afrontar un crecimiento del 50% de nuestras operaciones en muy poco tiempo. Siendo una empresa calificada como esencial, ya que cumplimos un importante rol distribuyendo directamente en los domicilios, asumimos el reto de tomar un volumen de trabajo que en esos primeros meses superaba nuestra capacidad y nuestro compromiso de entrega al día siguiente”, explicó.

Ante este contexto, además,  la compañía tuvo que ampliar su capacidad operativa, lo que implicó pasar de tener 7 mil colaboradores en febrero de 2020 a más de 11 mil solo un año después, abrir 9 nuevos centros de distribución y desarrollar nuevas capacidades tecnológicas.

Pero más allá de las capacidades netamente logísticas, el cuidado de la salud de los colaboradores siempre fue prioridad para la organización, así como aprender a trabajar en un contexto completamente nuevo y complejo.

“Quienes tenemos la posibilidad de trabajar desde nuestras casas, tuvimos que aprender a gestionar y coordinarnos en pantalla. En este punto fue fundamental ser empáticos, tolerantes, aprender y saber distinguir en el momento qué cosas no son importantes y se pueden dejar pasar. Cuál es el verdadero foco en el que nos debemos concentrar y la importancia del trabajo en equipo para alcanzar nuestros objetivos”, indicó.

En cuanto a la relación con los clientes, Ibarra señaló que la comunicación fue la clave del éxito. “En los primeros momentos debimos hacer un esquema de prioridades ya que no podíamos cumplir con todos de la manera habitual. Siempre fuimos claros con los clientes y nunca dejamos de comunicarles cualquier cambio y, afortunadamente, fueron muy tolerantes hasta que logramos acomodar nuestra cadena de suministros a estos nuevos tiempos”.

Resiliencia para sobrevivir
ParaIñigo Juantegui (España), CEO de una empresa especializada en transporte regional de mercancías por carretera con fuerte impronta tecnológica, también los primeros meses de pandemia, cuando el gobierno español declaró el estado de alarma y el confinamiento domiciliario, representaron un gran desafío logístico. “Durante este periodo nuestra actividad se enfocó en necesidades urgentes, ya fuera con los clientes del sector de supermercados con los que trabajamos, con otros que llegaron en ese momento, o distribuyendo material médico proveniente de China, por ejemplo”.

De acuerdo con el especialista, el contexto provocado por la crisis sanitaria obligó a las empresas a “reinventarse para sobrevivir, a buscar nuevas fórmulas de trabajo, nuevos procedimientos de gestión, nuevas alternativas a la actividad principal, en un alarde de resiliencia empresarial para adaptarse a estas circunstancias complejas tratando de minimizar los efectos negativos en la estructura del negocio”.

En este sentido, también remarcó el carácter esencial que tomó la actividad de los transportistas ante esta situación. “Si de ellos depende el fluir de la economía en condiciones normales, en ese momento se convirtieron en la tabla de salvación que garantizaba el abastecimiento de las familias durante su confinamiento”, explicó.

Sobre las capacidades que resultaron vitales para hacer frente a estas demandas, Iñigo resaltó el valor de la “esencia digital” de la organización, la que posibilitó que siguieran operando de manera exitosa, bajo la modalidad remota. También con este punto se relacionan los aprendizajes que tomaron de esta experiencia, “Hemos aprendido a no depender de la presencia física para llevar a cabo ciertas tareas de equipo, y a buscar herramientas y estrategias de carácter colaborativo que pueden suplir las dinámicas presenciales con gran éxito”, resaltó.

La importancia de la trazabilidad
Antonio Martino (Argentina), profesional logístico con más de 18 años de trayectoria en operaciones para diversos rubros, contó su experiencia, en la que comprobó el rol trascendental que tiene la trazabilidad en el ámbito logístico.

“Un día por la mañana en el depósito se presentaron los cuadros gerenciales de la organización (Compras – Logística -Ventas), informando que se había detectado que un insumo elaborado por dos proveedores, uno nacional y otro internacional, tenía un problema de calidad que no había sido detectado en los testeos previos a ser ingresado al stock. El reclamo del cliente se generó porque este insumo, en malas condiciones, produjo un desperfecto en sus instalaciones”, recordó.

Claramente, la trazabilidad resultó vital en casos como este y representó un aspecto fundamental de los procesos logísticos. Tal como señaló Martino, ante este reclamo fue necesario responder a los siguientes cuestionamientos: ¿a qué proveedor (nacional o internacional) pertenecía el lote para efectuar el reclamo?,  ¿tenemos más stock almacenado en racks?, ¿hubo descargas que todavía no estaban almacenadas y se encontraban en las playas de descarga?, ¿se preparó alguna tanda que todavía no salió?, ¿en tránsito teníamos mercadería que estaba en distribución?, ¿había descargas proyectadas para los próximos días?.

“Toda esta serie de preguntas y muchas más se generan día a día en cualquier organización. La logística es un conjunto de secuencias que deben estar interconectadas entre sí para la articulación de procesos coordinados correctamente con el fin de cumplir un objetivo. La trazabilidad es la que permite identificar el origen de los insumos y productos que pasaron por las distintas secuencias de la cadena logística”, concluyó.

El valor del factor humano
Por su parte,Javier Miño (Argentina)profesional logístico con amplia trayectoria en supply chain, vivió su situación más desafiante en 2013, en el marco del primer Black Friday de un gran retailer global en su país.

“El reto fue re abastecer las 120 sucursales que teníamos a lo largo de todo el país en tiempo récord. En menos de 12 días debíamos tener distribuidos cerca de 140 camiones de televisores leds, celulares, laptops y electrodomésticos de línea blanca. Operación que pudimos realizar de manera exitosa con procesos claros y una planificación a tiempo excepcional. Pero, sin embargo, lo que realmente resultó clave para alcanzar el objetivo fue el factor humano”, relató.

De acuerdo con Javier, durante todo el proceso debieron trabajar bajo mucha presión porque, paralelamente a esta operación, se continuaban realizando el resto de los abastecimientos, que también eran intensos, porque coincidían con la previa a las fiestas de fin de año.

“Recuerdo haber tenido 400 personas a cargo para llevar adelante toda la operación de distribución, donde el sentido de pertenencia de todos los miembros del equipo de trabajo fue fundamental para que respondieran como leones. Fue la primera vez que me enfrenté a un proyecto de tal envergadura, y me permitió comprobar la importancia que tienen los RRHH en la supply chain. De hecho, esta experiencia hizo que a partir de ese momento mi foco se centrase en el factor humano, ya que creo que ahí está la clave de todo”, finalizó.