Viernes 19 de Octubre de 2018

Comercio exterior en Latinoamérica, China el gran estabilizador

21/2/2017

El foro China-Latinoamérica, consultas bilaterales, y el nuevo paquete de políticas chinas cumplieron un rol vital para incentivar el comercio exterior

comercio exteriorEl mercado chino actúa como un factor estabilizador esencial para el comercio exterior y el país será un importante socio comercial para Latinoamérica en el futuro, destacó Osvaldo Rosales, director de la división de Integración y Comercio Internacional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ECLAC en una entrevista con People’s Daily sobre el rol de China en el desarrollo de la región. El volumen comercial entre China y Latinoamérica alcanzó los $ 216.600 millones en 2016 y las exportaciones de la región se mantuvieron estables.

El comercio entre China y América Latina ha entrado en una fase de ajuste
El comercio entre china y América Latina ha experimentado un rápido crecimiento en el nuevo siglo. El volumen de intercambios en 2016 fue 16 veces más que en el 2000, lo que representa el 6% del volumen total de comercio exterior de China y un aumento del 3,3%. China se ha convertido en el mayor socio comercial de muchos países de la región. Como segunda economía del mundo y motor clave de la economía global, el desarrollo de la nación asiática ha provisto un gran número de oportunidades para Latinoamérica, indicó Marcelo Fernández, ex viceministro de Relaciones Exteriores de Ecuador.
Un reciente informe del Ministerio de Comercio de China indicó que la inversión del gigante asiático en América Latina se ha diversificado. Los datos muestran que la inversión directa no financiera es de $ 29.800 millones. Con la continua emergencia de fusiones y adquisiciones a gran escala, el capital ha virado de los tradicionales campos de energía, recursos minerales e infraestructura a los ramos agrario, manufacturero, de información, comercio electrónico, transporte aéreo, entre otros. 

Inyección de energía positiva en el comercio bilateral
En el largo plazo, una variedad de factores han servido para estimular el comercio exterior bilateral.
Tratados de libre comercio y cooperación han mejorado los vínculos comerciales. Desde el 2006, China ha firmado convenios con Chile, Perú y Costa Rica, y se prevé pactos similares con Colombia y Uruguay.
El foro China-Latinoamérica, consultas bilaterales en economía y comercio, así como un nuevo paquete de políticas chinas han cumplido un rol de vital importancia en incentivar el comercio entre ambas partes. La profesora de Relaciones Internacionales de la Pontifica Universidad Católica de Río de Janeiro, Paula Wróbel, estima que la propuesta de Beijing de formar una Zona de Libre Comercio Asia Pacífico (FTAAP) es una buena noticia para la región, puesto que fortalecerá la cooperación económica regional y promoverá el desarrollo de la iniciativa de la “Franja y la Ruta”.comercio exterior
Un reporte emitido recientemente por la ONU predice que América Latina saldrá de la recesión y logrará un crecimiento del 1,3% en 2017, lo cual creará un entorno favorable para el comercio. 

La vital importancia del mercado chino
La cada vez mayor inversión china en Latinoamérica promueve directamente la expansión del intercambio bilateral y mejora la estructura comercial, así como la competitividad del país asiático en dicha zona.
Afectada por la crisis económica brasileña, el comercio exterior entre China y el país sudamericano ha retrocedido en los últimos años. Sin embargo, la relevancia del mercado chino es innegable. Datos actuales del Ministerio de Agricultura de Brasil revelan que el total de las importaciones de productos brasileños ascendió a $ 20.830 millones, lo cual significa que China sigue siendo el mayor importador en ese campo. Las estadísticas oficiales muestran que la inversión del gigante sudamericano en China fue de US$ 19 millones en 2016, un ligero incremento respecto al 2015. En el mismo periodo, las empresas chinas aumentaron su inversión en Brasil, con un capital anual superior a los $ 10.000 millones para un total de más de $ 30.000 millones.
El consejero comercial de la embajada china en Brasil, Xia Xiaoling, explicó a People’s Daily que China ha sido el mayor socio comercial de Brasil desde el 2009. Existen actualmente más de 200 empresas chinas en el país sudamericano en los campos del petróleo, minería, electricidad, manufactura, financiero, agrario, compras al por mayor y menor. La inversión mutua se convertirá en un propulsor trascendental del avance en la cooperación económica y comercial.
De acuerdo con Wróbel, Brasilia confiere gran valor al capital extranjero, especialmente chino, cuando de estimular el desarrollo económico de Brasil se trata. El Programa de Asociación en Inversión, promovido por el presidente Michel Temer, impulsará el intercambio bilateral hacia un nuevo nivel.