Jueves 19 de Octubre de 2017

Forwarders, lo digital nunca podrá reemplazarlos

18/4/2017

Los cargadores saben que los forwarders siempre aportarán valor a través de su experiencia y habilidad para enfrentar los retos logísticos más complejos

forwardersEn estos días, y a nivel mundial, los forwarders están experimentando críticas por su aparente incapacidad de subirse al tren de la transformación digital. A medida que la locura de pedidos on-line da lugar al comercio electrónico global, tanto los pequeños como los grandes cargadores se preguntan si sus forwarders pueden afrontar los retos del transporte marítimo transfronterizo, con cotizaciones rápidas y prontas respuestas que ayuden a responder a la creciente demanda de los cliente. La respuesta definitiva en este punto es que simplemente no lo sabemos, pero podemos estar frente a un cambio real.
Los forwarders vienen en muchas y diferentes formas y tamaños, con diferentes niveles de experiencia y capacidades de servicio. Mientras que algunos ofrecen un enfoque de servicio generalizado, muchos prefieren una táctica más enfocada, sirviendo un nicho que se ocupa de los retos logísticos de una industria. Por ejemplo, algunos son expertos en transporte de animales vivos, otros en alimentos perecederos, electrónica de alto valor agregado o armamentos, por nombrar sólo algunos. Convertirse en un experto en un área específica ayuda a los forwarders a diferenciarse en un negocio brutalmente competitivo.
Este enfoque de servicios específicos tuvo éxito en muchas otras áreas fuera del negocio del transporte de mercaderías. Solo hay que tomar como ejemplo a los abogados y la contabilidad. Los abogados por lo general están capacitados para manejar la mayoría de las facetas de los asuntos legales de sus clientes, pero a menudo encuentran éxito centrándose y convirtiéndose en expertos en campos tales como derecho comercial, laboral, penal o de familia, y luego son conocidos como un recurso calificado para manejar los asuntos que competen a esos temas.
Al igual que con los forwarders, los abogados y contadores vieron como la tecnología se entrometía en sus trabajos. En varios países del mundo, muchos productos on-line ofrecen servicios “hágalo usted mismo” para preparar documentos legales para testamentos, contratos de alquiler y distintos acuerdos, sin necesidad de la ayuda de un abogado. Hasta nosotros efectuamos trámites tributarios on-line usando el software de la AFIP sin la ayuda de un forwarderscontador.
A pesar de la automatización de los profesionales jurídicos y contables, los abogados y contadores no se volvieron obsoletos, y ahora utilizan la misma tecnología para completar costosas tareas rutinarias y dedicar más tiempo a compartir conocimientos e información con los clientes.
Los forwarders deben hacer lo mismo, invertir en automatizar los sistemas de seguimiento y rastreo de cargas con los embarcadores mientras reciben información de los transportistas, agentes y brokers. El forwarder pasaría menos tiempo manejando datos y más tiempo compartiendo sus experiencias y estableciendo mejores condiciones para hacer negocios con sus clientes.
La buena noticia para los forwarders es que el costo –internacionalmente- de la automatización está disminuyendo, por lo que es mucho menos costoso de lo que era hace unos años. Ahora, incluso el proveedor de servicios más pequeño y con pocos empleados puede comenzar rápidamente a ofrecer un buen software rico en funciones. Las nuevas capacidades harán felices a los clientes y cambiarán la naturaleza de la relación, de una transacción comercial a una asociación genuina que genere la lealtad en base a las aptitudes y destrezas en vez de en cotizaciones más baratas.
Los proveedores de tecnología necesitan darse cuenta de que los forwarders no sólo están siendo presionados por los costos sino también por la visibilidad del envío. La misión ya no es transportar una caja del punto A al B, sino ver cómo la entrega de mercaderías afecta simultáneamente a toda la cadena de suministro. Los sistemas de automatización deben poder comunicarse entre sí y los sistemas de información ya no pueden diseñarse para operar en una sola empresa, sino que deben conectarse a través de muchas empresas diferentes. La información debe ser fácilmente recuperable, fácil de entender y estar fácilmente disponible para todos los elementos de la cadena de suministro. A menudo, su propia supervivencia depende de este flujo de información.
Un informe reciente indica que sólo el 10% de los 350 principales minoristas están ganando dinero con el comercio electrónico. Por lo tanto, antes de subirse a ese tren, los forwarders necesitan entender mejor su papel en este forwardersfenómeno. Muchas compañías que utilizan Internet para vender sus productos saben poco sobre la logística y las regulaciones involucradas. Un buen ejemplo es el número de recientes multas recaudadas por la FAA contra un importante minorista por violaciones de las regulaciones sobre materiales peligrosos incurridas al transportar mercaderías por vía aérea. El papel del forwarder implica no sólo la adaptación de soluciones de servicios creativos para satisfacer las necesidades individuales de envío de los clientes, sino también proporcionar el conocimiento y la habilidad necesarios para ayudarlos a evitar esos obstáculos.
El mundo on-line trae una emocionante oportunidad a los forwarders dispuestos a sobrellevar sus dudas e invertir en tecnología para automatizar los procesos.
Incluso el cargador más experimentado sabe que la gente siempre aportará valor a través de la experiencia, habilidad y experiencia para el reto logístico más complejo, y esa es la función de los forwarders.