Sábado 16 de december de 2017

Biodiésel. La industria europea ataca de nuevo

1/10/2017

Europeos dicen que, a su juicio, “las subvenciones permiten a los argentinos vender biodiésel a menor precio que el costo de las materias primas en la UE

biodiéselLos productores europeos del biodiésel anunciaron la semana pasada su intención de llevar ante la Comisión Europea las importaciones de biodiésel desde Argentina, en pleno proceso de reapertura del mercado de la UE tras un fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
El Consejo Europeo del Biodiésel (EBB, European Biodiesel Board) anunció en un comunicado que, “se prepara para lanzar un caso antisubvención contra las importaciones argentinas de biodiésel, tras la decisión de la UE de bajar significativamente los derechos antidumping”.
Bajo la presión de sus productores preocupados por la competencia argentina, la Unión Europea acusó a Argentina de subsidiar su producción de biodiésel y de dumping y, en 2013, el bloque estableció barreras aduaneras prohibitivas.
Sin embargo, la OMC falló en 2016 parcialmente en favor de Argentina, instando a la UE a “adoptar las medidas necesarias para atenerse a las reglas” del comercio internacional pero rechazando que las medidas antidumping europeas fueran “una violación” de esas reglas, tal y como defendía Buenos Aires.
La Comisión Europea, responsable de la política comercial en el bloque, indicó a principios de septiembre que “todo [estaba] en camino” para aplicar la decisión de la OMC y, el 18 de septiembre, publicó un nuevo reglamento con el que calculan a la baja los derechos antidumping.
Los derechos aplicados a las empresas exportadoras argentinas pasan así de la horquilla de entre 216 y 245 euros por tonelada neta de biodiésel establecida en 2013 a una de entre 43 y 79 euros por tonelada actualmente, según el documento.
Tras la presentación de la demanda por parte del EBB, si el ejecutivo comunitario estima que está fundada, podría abrir una investigación de hasta 13 meses de duración.
El secretario general de la asociación, Raffaello Garofalo, urgió además a la adopción de medidas de emergencia como una tasa “provisional”.
Alegan graves daños en Europa
Los productores europeos lanzan así una nueva batalla, ya que, a su juicio, “las subvenciones permiten a los exportadores argentinos vender biodiésel a un precio inferior al costo de las propias materias primas en la UE”, indicó el EBB.
“Esto da lugar a graves daños para la industria del biodiésel de la UE y sus actividades conexas y se espera que empeore en las próximas semanas y meses”, agregó la asociación europea.
A mediados de septiembre, productores de colza franceses y alemanes anunciaron que presentarían una denuncia ante la OMC, en el marco también de un procedimiento antisubvención y no antidumping.
La reapertura del mercado europeo llega como agua caída del cielo para el biodiésel argentino, luego de que Estados Unidos impusiera a finales de agosto aranceles de más del 50% a la importación del producto.
Las exportaciones argentinas se habían volcado en más del 90% a Estados Unidos desde 2013, cuando la UE, principal importador del biocarburante argentino, impuso los elevados derechos antidumping, ahora rebajados.
En el primer semestre de este año, Argentina exportó 800.000 toneladas de biodiésel a Estados Unidos, por unos 700 millones de dólares, y se encaminaba a establecer un récord de ventas este año.
El sector de biodiésel genera 2.000 puestos de trabajo directos y otras 6.000 plazas indirectas en el país latinoamericano, según fuentes del sector.

Fuente: Swissinfo