Sábado 20 de Enero de 2018

Navieras paraguayas migran hacia el puerto de Buenos Aires

9/12/2017

La solución en el puerto de Montevideo no será a corto plazo y las navieras paraguayas van a seguir migrando poco a poco sus operaciones hacia Buenos Aires

Navieras paraguayasVarias embarcacio­nes de navieras paraguayas ini­ciaron la migración al puerto de Buenos Aires para las operaciones perti­nentes, en cuanto a las impor­taciones y exportaciones de contenedores, según el pre­sidente del Centro de Arma­dores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym), Juan Carlos Muñoz.
El motivo obedece a las situa­ciones negativas que se vivie­ron en los últimos meses, cuando varios contenedores estuvieron varados por diver­sos motivos, principalmente por la capacidad rebasada de la terminal del Uruguay y tam­bién por las cuestiones sindi­cales que afectan la operación en el puerto de Montevideo, informó el medio La Nación de Paraguay.
Actualmente, las cuestiones de operaciones en la terminal uruguaya no se solucionaron al 100% y siguen generando atrasos en el descargue de los contenedores, lo que gene­ran sobrecostos y, en algunas casos, pérdidas a las empre­sas navieras paraguayas.
“La solución en Montevideo no será a corto plazo y lentamente las navieras paraguayas van a migrar hacia Buenos Aires. A pesar de esto, creo que debemos tener las dos puertas abiertas de manera a tener posibilidad de salida en ambas partes”, manifestó Muñoz.
Agregó que la migración a la Argentina se da luego de que se haya levantado procedi­mientos que estaban fuera de las reglamentaciones permiti­das en el acuerdo de la Hidro­vía firmada en 1967. Explicó que operar en Buenos Aires va a requerir también de una coordinación con las líneas marítimas para el transporte de los contenedores a los diver­sos mercados de los productos que salen del Paraguay.
La Dirección General de Adua­nas de la Argentina comunicó, semanas atrás, que ya no rea­lizarán el escaneo a todos los contenedores de carga y des­carga en los puertos, con el objetivo de dar fluidez a dicha operación. La nueva norma­tiva, vigente desde noviem­bre de 2012, implicaba que los puertos realicen un rigu­roso escaneo de los contene­dores que provienen del Para­guay, lo que ha generado serios inconvenientes por la demora y sobrecostos.