Sábado 20 de Enero de 2018

Acuerdo con la Unión Europea ¿Un buen acuerdo?

10/12/2017

Dicen que el acuerdo cambia el esquema mientras se trata de cumplir el Tratado de Montevideo. No estamos en condiciones de competir con europeos.

AcuerdoLas comisiones de Industria y Comercio, Ciencia y Tecnología y Relaciones Exteriores y Culto del Senado se reunieron este jueves con actores del sector productivo para analizar las “Negociaciones para un Acuerdo de Asociación interregional entre el Mercosur y la Unión Europea”.
El motivo de la convocatoria al sector fue conocer las implicancias productivas y laborales que tendrá la firma del acuerdo de libre comercio entre la Argentina y la Unión Europea en la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Buenos Aires entre el 10 y 13 de diciembre próximo.
Entre los invitados, se encontraba el director de la Sociedad Rural, Juan José Grigera, quien manifestó su preocupación por “el tema sanitario y fitosanitario” aparejado al acuerdo a firmar.
Por su parte, el representante de la Central de Entidades Empresarias Nacionales alertó sobre la “falta de información clara para trabajar y discutir” y, haciendo referencia a los senadores, sostuvo que “van a firmar un tratado de libre comercio con una economía (Unión Europea) que tiene todo el conocimiento, todas las ventajas, toda la financiación para que sus economías regionales funcionen adecuadamente (…). El resultado que se dio en Latinoamérica (en los países que suscribieron al acuerdo) fue nefasto porque no están dadas las condiciones de simetría para que ocurra de otra manera. (…) Es un tratado de libre comercio que nos pide todo y no nos deja nada”.
Luego, Nahuel Pedroso, representante del Centro de Oficiales Fluviales, de Pesca y Cabotaje Marítimo, expresó su preocupación por la protección del trabajo argentino y aseguró que, en su sector, “nosotros tenemos mucho para entregar a Europa y ellos tienen poco”. Además Pedroso manifestó que “competimos con costos muchísimo más altos y siempre el factor de ajuste es el trabajador”.
Alicia Hernanda, representante de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, informó que el sector “no está en una buena época”, entre otras razones, por la tasa de interés alta y el tipo de cambio fijo que hacen que sea “poco barato” en relación con el resto del mundo. Asimismo, Hernanda manifestó que “estamos dispuestos a estar abiertos, pero antes de abrir tenemos que saber qué tenemos que hacer con la industria de la confección en Argentina (…). Planteamos mil veces que el sector estuviese exceptuado del acuerdo”.
También estuvo presente la Cámara Argentina del Acero. Su representante, César Castro, explicó que la entidad “apoya ésta negociación, pero con una condición, que la venimos repitiendo en todos los foros, que es mantener la regla especial de origen Mercosur o de acero colado en la región para los productos de acero”. En otras palabras, Castro manifestó que la condición es “exigir a los europeos que compitan con nosotros en el mercado, pero con productos con acero colado en Europa”.acuerdo
A su turno, Adriana Alejo de Transporte Marítimo Argentina-Brasil, explicó que el sector está trabajando para cumplir el Tratado de Montevideo “y de repente nos cambian el esquema” (…) No estamos en condiciones de competir con europeos”. Además, aseguró que “no se ha planteado un análisis de impacto de la economía”. En la misma línea, Isaías Drajer, presidente de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos compartió su preocupación y sostuvo “no estamos planteando solamente inquietudes corporativas de la industria farmacéutica, sino que estamos preocupados por un tema de acceso a medicamentos y sostenibilidad del sistema de salud por los altos costos que los medicamentos pueden representar”.
Daniel Rosato de Industriales Pymes Argentinos (IPA) fue contundente: “no podemos competir a nivel internacional. (…) Primero, puertas adentro, hay que definir cómo vamos a ser competitivos para insertarnos en el mundo. Queremos insertarnos al mundo en condiciones que podamos resistir”.
Más tarde, representantes de la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA) aseguraron que “la inserción inteligente al mundo tiene que estar acompañada de procesos de inversión e incremento de la mano de obra” y que “desde el hilado hasta la prenda final tiene que haber participación de las fábricas de Europa y de las de Argentina, pero esta condición a Europa le parece inaceptable”.
Luego, Marcelo Fernández, presidente de la Confederación Empresarial de la República Argentina advirtió que “este tipo de acuerdo, que puede ser muy beneficioso para el ingreso de divisas, hay que discutir qué efectos va a tener en la industria y en el trabajo”.
En el cierre del encuentro, el senador nacional por Santa Fe y presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Omar Perotti (FPV) expresó su intención de que “el Senado tenga un rol activo en la negociación o en la información previa a que llegue el acuerdo” y sintetizó: “lo que se planteó hasta aquí de parte de la mayoría de las instituciones es que nadie tiene detalle fino de las instancias de negociación”. Por su parte, el senador nacional y presidente de la Comisión de Industria y Comercio, Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos – Chubut) agregó que “lo más importante es definir qué país queremos”.

En manos de Europa
Hace tiempo, que el país está interesado en consolidar lazos comerciales con gigantes de la economía. Días atrás, el Mercosur le entregó a la Unión Europea (UE) sus propuestas para intentar cerrar antes de fin de un año el acuerdo comercial entre ambos bloques. Así lo confirmó hoy el canciller brasileño, Aloysio Nunes, luego de una reunión de los ministros de relaciones exteriores del bloque sudamericano en Brasilia con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen.
Al respecto, luego de una reunión de los ministros de relaciones exteriores del bloque sudamericano en Brasilia con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, el canciller brasileño, Aloysio Nunes, remarcó: “Está en manos del vicepresidente de la UE un paquete sobre la disposición del Mercosur para llegar a la disposición de ellos. A partir de la reacción de la UE sobre este paquete con números, reglas y cantidades, podemos acelerar y concluir la negociación este año”.
Las ofertas para llegar a un acuerdo giran en torno a cupos de importación y exportación y también sobre el gradualismo de los productos que podrán ingresarán a cada región: el principal conflicto radicó históricamente en los subsidios a la agricultura europea, particularmente los franceses.

Fuente: AIM Digital