Viernes 03 de Abril de 2020

La Guerra comercial. EE.UU. y China en peor situación

11/11/2019

La guerra comercial entre Estados Unidos a China está perjudicando económicamente a ambos países, advierte la UNCTAD en un nuevo documento.

La guerra comercialLa Guerra comercial deja a EE.UU. y China en peor situación. -El estudio, Trade and Trade Diversion Effects of United States Tariffs on China, muestra que la actual guerra comercial entre EE.UU. y China provocó una fuerte baja del comercio bilateral, además de precios más altos para los consumidores y efectos de desviación del comercio (aumento de las importaciones de países no directamente involucrados en la guerra comercial).

Al analizar las estadísticas comerciales recientemente publicadas, el estudio revela que los consumidores en los EE.UU. son los más afectados por los aranceles impuestos a China, ya que los costos asociados se transfirieron en gran medida a ellos y a las empresas importadoras en forma de precios más altos.

Sin embargo, el estudio también revela que las empresas chinas recientemente comenzaron a absorber parte de los costos de los aranceles al reducir los precios de sus exportaciones.

“Los resultados del estudio sirven como una advertencia global. Una guerra comercial donde ambos pierden, no solo está perjudicando a los principales contendientes, sino que también compromete la estabilidad de la economía global y el crecimiento futuro», advirtió la directora de comercio internacional y commodities de la UNCTAD, Pamela Coke Hamilton. «Esperamos que un posible acuerdo comercial entre Estados Unidos y China pueda reducir las tensiones comerciales», agregó.

El análisis muestra que los aranceles de EE.UU. causaron a China una pérdida del 25% de las exportaciones, lo que infligió un golpe de US$ 35.000 millones a las exportaciones de mercaderías del gigante asiático en el mercado estadounidense en el primer semestre de 2019.

Esta cifra también muestra la competitividad de las empresas chinas que, a pesar de los importantes aranceles aplicados, mantuvieron el 75% de sus exportaciones a los Estados Unidos.

Lea también Guerra Comercial entre EE.UU. y China empeora

Los sectores de maquinaria de oficina y equipos de comunicaciones fueron los más afectados, al sufrir una reducción de US$ 15.000 millones en las importaciones estadounidenses desde China, ya que el comercio en esos sectores cayó en un promedio del 55%.

Según el análisis, el comercio de bienes en sectores como productos químicos, muebles y maquinaria eléctrica, también disminuyó sustancialmente.

Aunque el estudio no examina el impacto de la más reciente fase de la guerra comercial, advierte que es probable que la escalada en el verano de 2019 haya aumentado las pérdidas existentes.

Si bien no considera el impacto de los aranceles chinos en las importaciones estadounidenses, el estudio indica que los resultados cualitativos probablemente sean análogos: precios más altos para los consumidores chinos, pérdidas para los exportadores estadounidenses y ganancias comerciales para otros países.

Mientras China pierde, otras economías ganan
Los aranceles de EE.UU. a China hicieron que otros jugadores sean más competitivos en el mercado de EE.UU., y llevaron a un efecto de desviación del comercio.

De las pérdidas de exportaciones chinas de US$ 35.000 millones en el mercado estadounidense, aproximadamente US$ 21.000 millones (o el 63%) se desviaron a otros países, mientras que el resto se perdió o fue captado por productores estadounidenses.

Según el informe, esta aplicación de aranceles a China provocó que Taiwán, que no deja de ser una provincia de China, obtuviera US$ 4.200 millones en exportaciones adicionales a los EE.UU. al vender más maquinaria de oficina y equipos de comunicaciones en el primer semestre de 2019.

Por su parte, México aumentó sus exportaciones a los Estados Unidos en US$ 3.500 millones, principalmente en los sectores agroalimentario, de equipos de transporte y de maquinaria eléctrica.

La Unión Europea ganó alrededor de US$ 2.700 millones debido al aumento de las exportaciones, principalmente en los sectores de maquinarias.

Las exportaciones de Vietnam a los EE.UU. aumentaron en US$ 2.600 millones, impulsadas por el comercio de equipos de comunicación y muebles.

Los beneficios de esta desviación del comercio para Corea, Canadá e India fueron más pequeños pero aún sustanciales, y oscilaron entre US$ 900 millones y US$ 1.500 millones.

El resto de los beneficios fueron en gran medida ventajosos para otros países del sudeste asiático.

Con información de la UNCTAD