Viernes 06 de december de 2019

El camión autónomo de Hyundai más cerca

19/11/2019

El camión autónomo de la coreana Hyundai está cada vez más cerca. La firma coreana ya prueba sus vehículos pesados viajando en pelotón.

El camión autónomoEl camión autónomo de Hyundai más cerca. -Hyundai sigue dando pasos hacia el transporte de mercancías por carretera del mañana. Tras abrirse paso en lo relativo a las emisiones con el camión de hidrógeno Hyundai H2 XCient Fuel Cell, que llegará el próximo año y al que podría seguir el Hyundai HDC-6 Neptune concept más adelante, la firma coreana ha realizado con éxito su primera prueba de camiones con sistema de automatización avanzados en caravana, un nuevo paso dirigido a la ansiada conducción autónoma total.

Según explica la compañía, el test se ha desarrollado en la autopista inteligente que Hyundai tiene en Yeoju (Corea del Sur), un banco de pruebas de 7,7 kilómetros de longitud donde se replican las condiciones reales de tráfico puesto que la vía está frecuentada constantemente por vehículos para la investigación de esta tecnología.

Al amparo de un proyecto puesto en marcha por el Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte de Corea del Sur en 2018, los protagonistas de la prueba fueron dos camiones Hyundai Xcient con remolque, de 40 toneladas, que experimentaron el funcionamiento de la maniobra de ‘pelotón’ o de caravana a una velocidad de 60 km/h «para garantizar la seguridad», explicó Hyundai.

Los camiones juntos, pero que corra el aireEl camión autónomo
Esta comienza cuando el conductor del camión que circula por detrás se aproxima al vehículo precedente y activa dicho modo de conducción, momento desde el cual se ajusta y mantiene automáticamente una distancia de 16,7 metros entre ambos, con una regulación fina en tiempo real en función de la aceleración y la deceleración del primer camión.

Una suerte de control de crucero adaptativo que se combina con la tecnología de mantenimiento de carril y que, en palabras de Hyundai, «permite al conductor del vehículo que realiza el seguimiento quitar las manos del volante» a fin de «reducir enormemente la fatiga en la carretera y mejorar la seguridad».

El modus operandi es exactamente el mismo en el supuesto de que un vehículo se sitúe entre los camiones de la caravana, por lo que el camión posterior incrementa automáticamente la distancia a un mínimo de 25 metros. De igual forma, si el camión de cabeza hace una parada de emergencia de manera repentina debido a una situación inesperada, la tecnología testada en esta prueba responde haciendo que el siguiente camión decelere y se detenga.

El test, además de servir para experimentar con la circulación de vehículos en “pelotón”, incorporaciones y salidas de otros vehículos entre los camiones y frenada simultánea de emergencia, supuso un gran desafío para la tecnología de comunicación V2V (de vehículo a vehículo).

Gracias a ella, ambos camiones, además de “hablarse” para ajustar la velocidad, se comunicaron visualmente por medio de las imágenes recogidas por la cámara frontal del vehículo de cabeza en tiempo real, las cuales son transmitidas a la segunda unidad posibilitando a su conductor ver en todo momento lo que sucede en la carretera inmediatamente delante del primer camión.

De esta forma, Hyundai prevé conseguir una tecnología de conducción en ruta mejorada que funcione bajo una distancia de seguimiento aún más estrecha entre los vehículos, e implementar información del tráfico para optimizar los viajes en el futuro, es decir, maximizar aún más la eficiencia de combustible y reducir las emisiones entre otras labores.

El objetivo es, por tanto, seguir evolucionando una tecnología que no es ni mucho menos nueva toda vez que Volvo ya probó un tren de carretera semiautónomo de seis unidades en 2012, dentro del proyecto europeo SARTRE (Safe Road Trains for the Environment).

Muchos ojos puestos en el transporte sin conductor
Hyundai, aunque es la primera vez que pone a prueba su sistema “pelotón”, ya sabía lo que era mostrar sus capacidades de conducción sin intervención humana. En agosto de 2018, la marca con sede en Seúl, en asociación con su filial de dispositivos logísticos de transporte marítimo Hyundai Glovis, completó con éxito el primer viaje doméstico en Corea del Sur con un camión autónomo pilotado de forma robotizada, sin intervención aunque sí supervisión humana, a lo largo de 40 kilómetros en la carretera que une Uiwang con Incheon.

El vehículo en cuestión estaba dotado de un sistema de conducción autónoma de nivel 3 según el estándar de la SAE, la sociedad de ingenieros automotrices, que a día de hoy es el referente en lo relativo a la medición de los diferentes escalafones de conducción robotizada.

Pero además de Hyundai y la mencionada Volvo, hay muchas otras empresas que tienen puesto el ojo en el camión autónomo. Sin ir más lejos, Daimler Trucks comenzó el pasado mes de septiembre las pruebas de sus camiones equipados con un nivel de conducción autónoma 4, en carreteras públicas de Virginia (EEUU), mientras que Waymo (Google) hace lo propio desde 2018 y Volvo operará en el puerto de Gotemburgo con su modelo Vera, por citar algunos ejemplos.

Otros como Uber han corrido peor suerte, pues hace un año abandonó su proyecto tras afrontar una fuerte inversión en Otto y poner en marcha su famoso camión autónomo transportador de cervezas, al tiempo que se espera la materialización de propuestas de lo más curiosas como el Scania AXL, el primer camión autónomo al 100% de la marca, sin cabina pero capaz de verte.

Con información de Motorpasión