Miércoles 22 de Septiembre de 2021

Profesional en logística y comex. Perfiles necesarios

20/7/2021

Integrantes de la comunidad especializada Movant Conecction se refirieron a los perfiles de un profesional para desempeñarse en el la logística y el comex

ProfesionalCuáles son los perfiles profesionales necesarios en la logística y el comercio exterior. –Integrantes de la comunidad especializada Movant Conecction se refirieron a las actitudes y aptitudes elementales que todo profesional debe tener en cuenta  para poder desempeñarse en el sector.

En esta nueva publicación colaborativa, miembros de Movant Connection, comunidad formada por especialistas y estudiantes de logística y comercio exterior del Cono Sur y España, reflexionaron sobre las características que marcan la vocación profesional en el sector.

Javier Carrizo, director de Movant Connection, aseguró que la actitud  cobra especial relevancia en rubros como el comercio exterior y su logística asociada. “Desde luego que la formación y el conocimiento, que son los que nos permiten desarrollar las aptitudes, son muy importantes e incluso imprescindibles para desempeñarnos de forma exitosa en este y en cualquier sector. Pero tener una actitud de servicio, que nos permita estar predispuestos al cambio, al aprendizaje continuo y siempre enfocados en las necesidades de cada situación laboral, resultan condiciones elementales en el comercio exterior y la logística”.

Habilidades y capacidades fundamentales
De acuerdo con Amanda Mendoza Ochoa (México), estudiante de Licenciatura en Negocios Internacionales, la paciencia y la seguridad en la toma de decisiones son primordiales, ya que la logística es un proceso de planeación. Pero en algún momento las cosas cambian, y tener seguridad en las decisiones es un punto clave para sobresalir ante las adversidades.

“En logística, hoy en día se requiere mucha resiliencia, y me refiero a estar de pie siempre en momentos de crisis. La pandemia nos enseñó que la logística es resiliencia pura, ya que siempre se buscó la manera de llevar a cabo las operaciones, porque aparte de ser resilientes fuimos necesarios. Gracias a nosotros el mundo siguió de pie”, resaltó, y agregó que otro de los puntos más importantes es la «actualización constante».

Para Alice Gabriela Zayas (Paraguay), estudiante de Comercio Internacional, saber comunicarse de manera efectiva y clara es la base para cualquier negocio. Además, el estudio constante y las habilidades analíticas son indispensables para conocer los mercados objetivo. Por último, el dominio de al menos un idioma extranjero es también fundamental.

Según Víctor Caballero Justavino (Panamá), ingeniero náutico y Magister en Administración de Empresas, en estas actividades se destacan “las personas orientadas a resultados, con capacidad de trabajar en equipo, proactivos y ordenados. Que sepan sobre desarrollo de procesos, planificación, resolución de conflictos, control de los inventarios, gestionar y dirigir los procesos de transporte y distribución de mercancías”.

Al respecto, Victoria Garcés (Colombia), profesional en Comercio Internacional, remarcó la necesidad de “ser proactivo, adaptarse y anticiparse a los cambios frecuentes en normativa aduanera, tanto en el país de origen como en el de destino. Trabajar en equipo, ya que en la logística intervienen muchos actores y hay que actuar como un agente que cohesione”.

Por su parte,  Karla Sampedro (Ecuador), profesional de Comercio Exterior y Negocios Internacionales indicó que “la confianza en uno mismo es lo primordial, para desempeñar cualquier cosa que deseemos alcanzar, la confianza abre una puerta fantástica que es la capacidad de desenvolverse en ante cualquier situación, frente a alguna problemática, o cliente, que usualmente se presenta en el ámbito de la logística. Esto acompañado de la capacidad de respuesta, son las habilidades claves para el éxito en el comercio exterior”.

Indicios de vocación
Los miembros de Movant Connection también abordaron las señales que podrían indicarles a los más jóvenes que su vocación o perfil se adapta para formarse y desarrollarse en esta actividad.

Sampedro afirmó que no existe un perfil profesional exacto o perfecto. Para ella,  si se es elocuente, se puede ser un excelente negociante. “Si te gusta leer,  puedes formarte en leyes aduaneras, o si te gustan los números, en cálculos de tributos. Siempre hay una rama a la cual nos podemos inclinar más por nuestras preferencias o habilidades”.

Sin embargo, evaluó,  lo importante “es ponerse la camiseta del equipo, sentir y hacer con pasión en lo que sea que te desenvuelvas, porque al final del día te das cuenta que todo está interrelacionado y conectado, y eso es lo que hace comercio exterior algo extraordinario”.

En tanto, Garcés, señaló: “Son personas que están dispuestas a trabajar 24/7, porque la logística y las operaciones no tienen en cuenta feriados y una respuesta tardía representa costos y demoras en la cadena de suministro”.

Zayas enumeró como fundamentales a las aptitudes para las ventas, finanzas y administración, pasión por el análisis de los mercados y situaciones comerciales, manejo de idiomas y un buen desenvolvimiento social.

 Caballero Justavino agregó: “Si notas que en casa te gusta ser ordenado, eres proactivo, te gusta ser la persona organizadora, coordinas el trasporte para traer los suministros de comidas para la casa, son pequeños detalles que pasan imperceptibles pero son importantes”.

 Mendoza Ochoa opinó que los chicos pueden encontrar en estos sectores su vocación si su mente es muy inquietante e imperativa. “Que no estén quietos, que les gusten las cuestiones internacionales, que sean personas cuestionables, objetivas, que tengan la necesidad de saber de dónde vienen las cosas, interesarse en la historia en general, que les gusten las lenguas internacionales. Que encuentren pasión en cualquiera de los puestos de comercio internacional ya que nada los llevará tan lejos como lo hará su pasión, y sobre todo sentirse orgullosos, ya que esta participación mueve al mundo, ya que sin nuestro trabajo el planeta no camina”, detalló.

 Un futuro con nuevos desafíos
 Los integrantes de Movant también se enfocaron en la evolución de estos perfiles, considerando el gran impacto de la tecnología, por ejemplo, y la revalorización que registran estas actividades.

 Caballero Justavino destacó que, a medida que el sector logístico mundial evoluciona, van surgiendo nuevas tecnologías hasta de GPS para la carga, seguimiento desde una computadora o celular, etc. “Por lo que el personal profesional que vaya a trabajar en estas áreas tiene que mantenerse actualizado,  así que dicho personal siempre debe estar informado de estas nuevas tecnologías”.

Sampedro sostuvo que, sin duda, las señales ya están latentes en la actualidad. “La tecnología está presente en todos los ámbitos del comex, vivimos en un futuro inmediato. Sin embargo, con el pasar de los años, quizás logremos ver una internacionalización total de la tecnología a países menos desarrollados. Veamos más alcance por parte de las navieras, más expansión de puertos con infraestructuras adecuadas para dar más alcance y capacidad a cualquier tipo de transporte, brindando un conocimiento más globalizado de los procesos y procedimientos. Con esto me refiero a que aún falta mucho por desarrollar, pero sin duda el manejo de la tecnología de punta va a ser un requisito fundamental en cualquier perfil profesional del sector”.

Para Garcés,  la logística y el comercio exterior deben estar 100% sistematizados para adaptarse no solo a la coyuntura del Covid-19, sino también a los otros retos que puedan presentarse en el corto o mediano plazo. “Es un hecho. Por lo tanto, las empresas cada vez más demandarán personas que no solo tengan experiencia en el área, sino que puedan trabajar desde cualquier parte en un ambiente totalmente virtual o sistematizado”.

 Mendoza Ochoa resaltó la importancia de saber idiomas, tales como el chino y el inglés, y  también tener conocimiento de sustentabilidad, ya que la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otras instituciones, empezaron a presionar a la logística internacional para reducir las emisiones contaminantes de los buques en el mar.  Al actualizarse, agregaron estos gastos: “LSS (Recargo de bajo azufre)”.

Cabe mencionar que, a partir de esto, las empresas se vieron presionadas para cooperar de diferentes maneras por el sustento del medioambiente.

“Lamentablemente, la mayor parte de los importadores y exportadores toman como punto más importante la rentabilidad, sin importar las condiciones. Entonces podemos concluir que las lenguas, las relaciones internacionales, el ser experto en sustentabilidad y, sobre todo, rentabilidad de costos son la evolución a la que debemos de estar modificando y acoplando nuestro perfil”, añadió Mendoza Ochoa.

A su turno, Zayas concluyó: “El manejo de herramientas informáticas se volverá cada vez más relevante para estos sectores, los cuales, potencialmente, llegarán a basarse por completo en la tecnología”.