Jueves 04 de Junio de 2020

El impacto de la crisis de Hanjin Shipping

13/9/2016

Las dificultades económicas por que atraviesa Hanjin Shipping, la naviera más importante de Corea y séptima del mundo, incrementan la preocupación mundial.

HanjinTras conocerse el 30 de agosto que la empresa coreana de transporte marítimo había entrado en administración judicial, muchos de sus buques quedaron varados sin poder zarpar o atracar en casi todos los puertos del mundo, causando un caos en el sector logístico y enormes pérdidas para las empresas propietarias de las mercaderías transportadas. Como consecuencia, muchos de sus buques portacontenedores permanecen hasta la fecha en alta mar, ante la negativa de los puertos para descargar sus contenedores, por temor a no poder cobrar los servicios.
Hanjin Shipping cuenta con una flota de 128 embarcaciones. Del total, hasta el 8 de septiembre, 86 reportaron problemas en sus operaciones de amarre y descarga de las mercaderías en 50 puertos de 26 países del mundo. El cálculo estimado de las mercaderías bloqueadas en los buques de Hanjin Shipping asciende a unos US$ 14.000 millones.
La Asociación de Comercio Internacional de Corea (KITA) dio a conocer el día 8 de septiembre, que había recibido un total de 219 reclamos de empresas perjudicadas por la paralización de los buques de la naviera coreana, y expresó que las mercaderías afectadas por las demoras en la entrega de contenedores alcanzaban un valor de unos US$ 100 millones.
La complicada situación que atraviesa Hanjin Shipping refleja el estado actual del mercado mundial de transporte marítimo, que tiene un gran exceso de bodega y una muy débil demanda. Hanjin
El caos del sector logístico obedece en parte a la falta de preparación del Gobierno de Corea, ya que no fue capaz de predecir el impacto negativo del proceso judicial al que se vio enfrentada de la naviera coreana, ni en el comercio exterior ni en la economía del país.
Al incrementarse las pérdidas económicas, las autoridades coreanas decidieron ofrecer un préstamo de unos 100.000 millones de wones para intentar sacar a la naviera Hanjin de la crisis en la que estaba inmersa, dinero que será utilizado para cubrir los costos de servicio y la mano de obra de los estibadores de los barcos de Hanjin que se encuentran varados en alta mar. Sin embargo, se prevé que esta inyección de fondos está llegando demasiado tarde y no será suficiente para cubrir los gastos de alquiler de equipos, combustible y del arrendamiento de buques, entre otras deudas. Por eso muchos expertos califican a esta inyección de fondos como una “medida provisional” y estiman que harán falta otras medidas adicionales para paliar el caos del sector logístico desatado a raíz de la crisis de Hanjin.