Jueves 23 de Noviembre de 2017

Pilotaje: Indispensable para el transporte marítimo

23/5/2017

En el pilotaje, deben hacerse cargo de buques de todos los tipos y tamaños, en canales estrechos y aguas congestionadas donde un error podría significar un desastre

pilotajeUno podría argumentar que el transporte marítimo internacional es el hilo singular que conecta a todo el mundo. Es maravillosamente complicado, estratificado y diverso; un negocio fascinante. Los buques, junto a sus tripulantes, llevan navegando las rutas oceánicas desde hace miles de años. Recientemente se descubrió un astillero mesolítico (10.000-5.000 AC) en la Isla de Wight, con muestras de ADN de trigo, indicando que los “recolectores cazadores” en Gran Bretaña estaban importando trigo mucho antes de cultivarlo ellos mismos. Esto confirma que el comercio marítimo estuvo activo hace al menos 7.000 años atrás.
Los Egipcios, Fenicios, Persas, Griegos, Chinos, todos ellos desarrollaron extensas rutas comerciales en todo el mundo antiguo. Cuando Jesús caminaba por las colinas de Galilea, el comercio marítimo ya era antiguo. Sin embargo, el antiguo comercio marítimo no se tradujo en un comercio marítimo seguro.
Aunque el transporte por mar era más barato que por tierra, existía un riesgo mucho mayor. Tanto es así que la superstición y la suerte se convirtieron en una parte del comercio marítimo.
Una de las partes más arriesgadas era operar en y alrededor de los puertos. Si un buque se perdía en las rocas de algún puerto extranjero, todo quedaba perdido para el propietario, el comerciante y la tripulación. Una de las soluciones encontradas para mitigar el riesgo fue buscar expertos locales para ayudar a guiar a los buques en los diferentes puertos, bahías y ríos en los que fueran requeridos. Estos expertos eran generalmente pescadores locales que conocían bien las aguas y tenían grandes conocimientos locales.
Así fue el comienzo del pilotaje de buques como profesión. En la Edad Media, los pilotos locales se habían vuelto tan indispensables que podían encontrarse a salvo de los ejércitos extranjeros invasores que buscaban arribar con sus flotas de forma segura a las costas.

Pilotaje Modernopilotaje
El piloto marítimo moderno es ocasionalmente cuestionado por algunos, dentro y fuera de la comunidad del transporte marítimo. Una de las personas más sabias que he conocido alguna vez comentó que cuando uno se enfrenta con desafíos a su persona, creencias o profesión, no hay que defenderse ni atacar, hay que concretar.
Hoy día, en cada puerto importante en el mundo hay un grupo de marineros profesionales, pilotos, que operan típicamente bajo muy viejas leyes que gobiernan el movimiento de barcos en bahías, ríos y puertos.
El número real de pilotos es muy pequeño comparado con la mano de obra del transporte marítimo internacional. Por ejemplo, en los Estados Unidos hay menos de 1.500 pilotos que guían a los barcos dentro y fuera de los puertos estadounidenses. Aunque no es un gran número, esos pilotos ofrecen beneficios significativos en las áreas de seguridad y comercio, ambos vitales para los intereses del país, lo mismo ocurre en todo el mundo.
Ya sea que se describan como “engranajes indispensables en el sistema de transporte de toda economía marítima” o como “cifras singulares” (1) , los pilotos tienen uno de los empleos más desafiantes en el mundo marítimo (2) .
Por ejemplo, esos pocos pilotos guían con seguridad miles de millones de dólares de carga a puertos estadounidenses y, en última instancia, al consumidor. Internacionalmente la cifra se mide en decenas de miles de millones de dólares. Sin embargo, el público sabe muy poco acerca de los pilotos y el pilotaje de buques.
El Almirante retirado de la Guardia Costera de los EE.UU, Brian Salerno, describió la profesión de la siguiente manera: “Cada día, se pide a los pilotos que se hagan cargo de buques de todos los tamaños y tipos por canales estrechos en aguas congestionadas donde un error de cálculo podría significar un desastre. Ellos son profesionales altamente capacitados, cuyos juicios individuales deben ser exactos para las cientos de decisiones que deben tomar en cada vuelta para llevar un buque a su lugar seguro en el muelle o hacia el mar”.
No hay duda de que la profesión de piloto no es bien entendida por algunos. Eso no cambia los hechos, las regulaciones y las leyes sobre el pilotaje, ni la necesidad de salvaguardar los bienes públicos.

pilotajeLa ley y los pilotos
La Corte Suprema de los Estados Unidos examinó el tema describiendo a un piloto de la siguiente manera:
“Para evitar peligros invisibles, los buques que se aproximan y salen de los puertos deben ser conducidos desde y hasta aguas abiertas por personas íntimamente familiarizadas con las aguas locales. El trabajo del piloto generalmente requiere que él o ella se dirijan fuera de la entrada del puerto en un bote pequeño para atender a los barcos entrantes, abordarlos y dirigir su curso desde aguas abiertas hacia el puerto. El mismo servicio se realiza para los buques que salen del puerto. Los pilotos son, por tanto, elementos indispensables en el sistema de transporte de toda economía marítima” (3).
Como un piloto profesional que trabaja en una pequeña comunidad, admito ser parcial en favor de mi profesión, el pilotaje, y mis colegas. Sin embargo, eso no se traduce en apoyar ciegamente a los pilotos de calidad inferior; no hay espacio en este negocio para los pilotos o capitanes no profesionales. Nuestras acciones en el comercio son entregar con seguridad y debemos hacerlo.
Los hechos son que un número muy pequeño de profesionales altamente capacitados en todo el mundo, son responsables de guiar a miles de barcos todos los días, durante todo el año, en todas las condiciones, contribuyendo a los miles de millones de dólares en la economía mundial. Son expertos que trabajan en lugares puntuales y espacios estrechos en un ambiente “personalmente peligroso”. Los pilotos entienden que la responsabilidad es mayor que el interés propio y están orgullosos de ser un factor positivo en el enorme sistema internacional de transporte marítimo.

(1) Bach v. Trident Steamship, 1991 AMC 928 (5th Cir. 1991)
(2) Rear Admiral Brian M Salerno
(3) Kotch, 330 U.S at 557-8 (emphasis added)

Por el Capitán George H Livingstone, en GCaptain