Domingo 17 de december de 2017

Logística y transporte deben ir de la mano

31/7/2017

En sus inicios, la logística solo se trataba de colocar un producto en el lugar indicado, en el tiempo necesario y con los costos de producción más bajos posibles

logísticaLa logística en la actualidad tomó una gran importancia y relevancia, tanta como para tener toda un área de especialización para su procedimiento que facilitó su evolución a través del tiempo de forma continua y sin freno, convirtiéndose en una herramienta imprescindible para las empresas que buscan un alto nivel de competencia.
En sus inicios, la logística solo se trataba de colocar un producto en el lugar indicado, en el tiempo necesario y con los costos de producción más bajos posibles, pero hoy se trata de un proceso completo junto con diferentes herramientas de gran significado como el transporte, el cual se encarga de la movilización de productos terminados, insumos y materia prima, desde la empresa hasta los clientes o proveedores y viceversa.
La importancia del transporte radica en ser una pieza fundamental para la estructura y desarrollo de todas las empresas u organizaciones, agregándole además un valor adicional a todas las mercaderías transportadas si llegan a tiempo, en perfectas condiciones y en las cantidades solicitadas, siendo uno de los puntos clave para la satisfacción de cada cliente que realice una compra. Cabe acotar que es uno de los elementos más costosos en la logística y que afectará de manera significativa el precio final del producto en cuestión.
La logística de nuestros tiempos ha desarrollado todo un sistema de itinerarios de gestión que permiten a las compañías obtener resultados cuantificables para tomar decisiones en momentos oportunos con respecto a los costos de operación, utilización de recursos, eficacia y productividad.
De la unión entre la logística y el transporte de mercaderías se crearon empresas con estándares de competitividad muy altos. Gracias a ello cada vez más compañías ofrecen productos de mejor calidad, con precios competitivos y variados servicios de alta calidad que generan en los clientes una mayor confianza en ellos. La mejora constante de los servicios de transporte implica llegar a mercados más distantes, estableciendo nuevos lugares de competencia donde ya existen otros productores. La logística y el transporte, si se ejecutan a la perfección, cumplirán plenamente las exigencias de los consumidores sin importar la ubicación geográfica en que se encuentren.
La logística también está presente en el transporte marítimo, aéreo y ferroviario, mediante el crecimiento y la mejora de las infraestructuras terrestres, aeroportuarias y marítimas, siendo los puertos un claro ejemplo donde la aplicación de nuevas tecnologías optimizan la eficiencia de los servicios marítimos.
Según se puede leer en Mundo Pymes, el éxito de una empresa está en aplicar una logística con visión global. Subir a ese nivel hará que los procesos productivos de una compañía sean más largos, y se necesitará con mayor urgencia que la logística y el transporte vayan de la mano para no cometer errores, o por lo menos reducirlos.