Sábado 16 de december de 2017

Cabotaje marítimo con restricciones en EE.UU.

29/8/2017

En Estados Unidos, mediante la Jones Act, se aplican fuertes restricciones al cabotaje marítimo, tanto para transporte de mercaderías como para pasajeros

cabotaje marítimo Las restricciones al cabotaje marítimo son consecuencia de la Jones Act, ley promulgada después de la Primera Guerra Mundial y según la cual, los servicios de transporte de pasajeros y carga entre dos puntos de ese país, en forma directa o a través de un puerto extranjero, están reservados a los buques de bandera y construidos en los Estados Unidos, que sean propiedad de una empresa nacional y en los que el 100% de los oficiales y el 75% de los tripulantes sean ciudadanos estadounidenses.
Esta regulación fue diseñada como un monopolio para apuntalar a la Marina Mercante de los EEUU, ya que las autoridades estimaban que permitir a buques extranjeros el transporte de sus mercaderías disminuiría la flota estadounidense y provocaría daños a los astilleros de la nación, arriesgando al país en tiempos de guerra.
Pero la realidad nos muestra que en los EE.UU. se construyen muy pocos buques,  desde hace ya mucho tiempo la construcción se encarga a astilleros de Corea, China y Japón.
Según un informe publicado hace poco tiempo, en los EE.UU. hay solamente alrededor de 171 buques en manos de propietarios estadounidenses y con bandera propia del país, y sólo 93 califican para la Jones Act.
A la larga, la Jones Act tuvo un impacto negativo, ya que el transporte marítimo de cabotaje en los Estados Unidos es actualmente extremamente caro. Tan caro que hay ganaderos de Hawai que prefieren transportar vacas al continente por avión, antes de efectuar el transporte por barco.
Los altos costos del cabotaje marítimo no sólo hacen que los estadounidenses compren mercaderías más caras, sino que también estimulan el transporte terrestre por camión, lo que incrementa la congestión en las rutas, aumenta la polución ambiental y degrada la infraestructura del país.
Según un informe de la Tufts University de Massachusetts, en gran parte debido a la Jones Act, recibir petróleo de Texas en la ciudad de Boston cuesta tres veces más que recibirlo de Europa.cabotaje marítimo
Según el informe, muchas de las rutas costeras que se encuentran más afectadas por la congestión de vehículos podrían evitar esos problemas si se usasen los barcos para el transporte de mercaderías. El transporte por agua es mucho más eficiente y seguro, además de contaminar menos que el transporte carretero.
Las empresas estadounidenses de propiedad extranjeras pueden dedicarse al transporte de cabotaje si cumplen las condiciones de empleo del país; también pueden posees y explotar buques de pabellón estadounidense en sus servicios internacionales.
Asimismo, la legislación vigente todavía establece preferencias en el cabotaje marítimo para la carga transportada por buques de pabellón nacional, como la disposición de que el 50% como mínimo del tonelaje bruto de toda la carga generada por organismos públicos se transporte en buques con bandera estadounidense.
Sin embargo, las preferencias que en su momento fueron dadas al transporte de cargas agrícolas en el marco de determinados programas de asistencia internacional del Departamento de Agricultura (USDA) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) fueron revocadas en 2012.