Domingo 17 de december de 2017

Comercio internacional, China va por el dominio

15/11/2017

La reforma económica china va mucho más allá del comercio o los capitales, quiere reformar su economía con el impulso del comercio internacional.

comercio internacionalChina anunció hace un tiempo la creación de varias nuevas zonas económicas especiales, que están llamadas a desempeñar un papel clave en el comercio internacional y el futuro desarrollo económico de China.
En 1980, China creó dos zonas económicas especiales, claves para la liberalización posterior del comercio exterior: Shenzhen y Fujian. Hoy, casi cuatro décadas después, China es la primera potencia manufacturera del planeta, algo que entonces nadie se podía imaginar. En 2013, China designó a Shanghai como zona económica especial para experimentar con la liberalización del yuan o renminbi, su divisa. “Si tiene tanto éxito como la primera, el renminbi podría terminar desbancando al dólar en apenas cuarenta años”, comenta Li Peng, de Renmin University, a Dirigentes Digital.
Lo cierto es que, a diferencia de cualquier otra ciudad del país, las transacciones financieras con el exterior no tienen límites en Shanghai. China, dadas las restricciones actuales en la balanza de capitales, sólo permite cambiar el equivalente a US$ 50.000 al año. Shanghai, por tanto, es ahora la única zona experimental donde no se producen los controles de capital aplicables en el resto de China. La reforma económica, sin embargo, va mucho más allá del comercio o los capitales.
China, con estas nuevas zonas especiales, lo que pretende es reformar su economía mediante el impulso del comercio internacional. China, frente a un Estados Unidos en teoría más aislacionista, es una ferviente defensora de la globalización. Y lo es, sencillamente, porque el futuro inmediato de China como potencia desarrollada depende del comercio.
En una nota anteriorr comentamos que el gigante asiático afianzó sus lazos económicos y comerciales con la mayoría de los países del G20, y espera convertirse en el referente del comercio internacional. “China se inclina por combatir la dominante tendencia hacia la antiglobalización, y hace especial énfasis en la necesidad de abrir la economía fuera de sus fronteras para atraer la inversión extranjera”, afirmaba el economista Ding Shuang, del banco británico Standard Chartered, con motivo de la sesión plenaria de la Asamblea Nacional Popular.

Para leer el reportaje completo hacer click aquí 

Fuente: Con información de Dirigentes Digital