Domingo 17 de december de 2017

Los Depósitos Fiscales aportan a una mayor competitividad

23/11/2017

La competitividad es la llave para desarrollarse exitosamente en los mercados, el rol de los Depósitos Fiscales Privados resulta más relevante que nunca.

Depósitos FiscalesAlineados con el objetivo de desarrollar un comercio exterior más competitivo que potencie el crecimiento económico del país, los depósitos fiscales privados destacan la mayor previsibilidad y la reducción de costos que son capaces de ofrecer a las operaciones de importación y exportación.

Costos controlados, competencia entre los oferentes de servicios, seguridad, flexibilidad e inmediata respuesta ante imprevistos, son virtudes y cualidades claves a la hora del diseño de las operaciones de comercio exterior. En el contexto actual, donde la competitividad es la llave para desarrollarse de forma exitosa en los mercados, el rol de los Depósitos Fiscales Privados resulta más relevante que nunca.
En particular, los depósitos fiscales ubicados en la zona de influencia del Puerto de Buenos Aires, ofrecen una amplia gama de operadores con diferentes especializaciones y  un gran número de alternativas, capaces de brindar soluciones para cada necesidad. Mientras que en el interior del país, la infraestructura que brindan los Depósitos Fiscales dan facilidades que atienden las distintas necesidades logísticas, a la vez que mejoran los costos de las operaciones y aseguran la trazabilidad desde su origen.
Beneficios concretosDepósitos Fiscales
En las operaciones de importación, la participación de un Depósito Fiscal permite retirar el contenedor dentro del fozoso, con las ventajas de costo que ello trae aparejado, y a partir de ese momento también los costos de posicionamiento, verificación, pesadas, orden de retiro y llegada a planta resultan totalmente menores.
Operar con un depósito fiscal también reduce el uso de recursos administrativos propios de las empresas, ya que una vez entregada la documentación al operador elegido, queda a su cargo la coordinación, retiro de contenedor y la puesta a disposición en lugar seguro. El usuario puede elegir libremente despachar el contenedor y llevarlo a su planta para desconsolidarlo, o realizar una destinación a depósito que le permita desconsolidar luego del reenvase y fraccionar las veces que lo requiera, o retirar toda la carga ya desconsolidada en su totalidad o parcialmente.
Son amplios los beneficios de operar con los Depósitos Fiscales Privados, todos ellos pensados para mejorar la logística y alinearla con el ritmo de los negocios, ya que permiten decidir cómo y cuándo recibir la carga, pagar los derechos y realizar el desaduanamiento, sin que dicha demora impacte en la economía de la empresa.
Las exportaciones cuentan con los Depósitos Fiscales Privados como un aliado para poder cumplir en término y a un costo conveniente. Junto al asesoramiento personalizado desde el inicio de la operación se realizan servicios de retiro de vacíos y de recepción de mercadería. Se consolida en término y se remite la misma dentro del plazo previsto por la empresa exportadora, a una zona primaria aduanera a partir de la cual la mercadería es monitoreada de forma continua por cámaras a las que tiene acceso la Aduana en forma directa, las 24 horas del día. El consolidado de la misma se hace con la presencia de un funcionario aduanero y con cámaras que garantizan en todo momento el trato de la mercadería y su perfecto manipuleo, para que el destinatario final reciba la carga en la forma convenida.
Despachar y consolidar desde un Deposito Fiscal Privado garantiza la optimización de costos y la máxima seguridad. Bajo las políticas que en materia de control y confiabilidad recomienda la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

Fuente: CADEFIP