Miércoles 15 de Agosto de 2018

La primera compañía de buques autónomos del mundo

9/4/2018

Bajo el nombre de Massterly, Wilhelmsen y Kongsberg establecen la primera compañía de transporte marítimo de buques autónomos del mundo.

buques autónomosLos buques autónomos ya tienen su primera compañía marítima. El camino hacia la autonomía dio un paso importante con el anuncio de que Wilhelmsen y Kongsberg están dando colectivamente el siguiente paso en el transporte autónomo al ofrecer una cadena de valor completa para buques autónomos, desde diseño y desarrollo hasta sistemas de control, servicios logísticos y operaciones de buques. La nueva empresa se denomina “Massterly”.
Thomas Wilhelmsen, CEO del grupo Wilhelmsen, explica: “A través de la creación de la nueva compañía, llamada Massterly, damos el siguiente paso en este camino estableciendo infraestructura y servicios para diseñar y operar buques, así como soluciones logísticas avanzadas asociadas con operaciones marítimas autónomas”.
El plan de Massterly es tener centros de control terrestres que monitoreen y operen naves autónomas a nivel mundial, aprovechando las soluciones tecnológicas de Kongsberg y las operaciones de logística y gestión de buques de Wilhelmsen.

Geir Håøy, presidente y CEO de Kongsberg, dijo: “La autonomía y las operaciones remotas son un desarrollo importante para la industria marítima, y en Noruega fue posible gracias a la estrecha cooperación entre el clúster marítimo y las autoridades del país. Cuando los buques autónomos sean una realidad en el corto plazo, Massterly será crucial para digitalizar la infraestructura y las operaciones”.
Un hito clave en la historia de la autonomía marítima de Noruega fue el anuncio de Yara Birkeland en mayo de 2017. La construcción del primer buque portacontenedores completamente eléctrico del mundo que será totalmente autónomo para el 2020, navegará entre las instalaciones de producción noruegas de Yara en Herøya y los puertos de Brevik y Larvik. Massterly puede entregar y operar buques autónomos como Yara Birkeland.
“Actualmente, estamos en el comienzo de este desarrollo, pero vemos y creemos que habrá un mercado significativo para este tipo de servicios en un futuro cercano. Al principio, será el transporte marítimo de corta distancia el que utilizará buques autónomos, lo que también implica un aumento de la competitividad para lograr el traspaso del transporte por carretera al marítimo.
Las ganancias son una mayor eficiencia y reducción de emisiones, lo que para Noruega, como nación marítima, será una importante contribución para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU “, dice Wilhelmsen.
La nueva empresa conjunta tendrá su sede en Lysaker, Noruega, y estará en pleno funcionamiento a partir de agosto de 2018.