Viernes 22 de Octubre de 2021

El armador, una figura clave en el transporte marítimo

1/3/2021

Un análisis de Internacionalmente sobre el armador, uno de los conceptos más esenciales correspondientes al transporte marítimo.

el armadorLa definición de armador, no es más que aquella persona bien natural o jurídica, que tiene como finalidad el hecho de realizar la explotación de una determinada embarcación, pero con un propósito comercial. Si trabajas en el ámbito del transporte marítimo, este concepto te interesa porque se trata de uno de los más relevantes.
Internacionalmente hace un análisis sobre uno de los conceptos más esenciales correspondientes al transporte marítimo. Así pues, en el contexto de este tipo de transporte anteriormente mencionado, la actividad fundamental del armador es ser una parte indiscutible en la cadena de distribución de las mercancías.  

Principales claves sobre el concepto de armador
Hay que tener en cuenta una consideración que pensamos es fundamental. El armador puede realizar su actividad comercial tanto en el ámbito internacional como en el transporte nacional de bienes o mercaderías.

Otro detalle que probablemente desconoces, es que el armador no tiene por qué ser la persona propietaria de la embarcación. Esto se debe a que en el entorno del transporte marítimo hay conceptos atribuibles a la persona como son la naturaleza jurídica o natural, y estas fórmulas pueden corresponderse con personas diferentes.

Lógicamente, se puede dar el caso que el armador sea la persona propietaria del barco y a la vez, ejerza la función de capitán de esta misma embarcación, pero puede no serlo igualmente. Sin embargo, con el objetivo de no caer en equívocos, consideramos fundamental diferenciar los distintos roles que pueden existir, evitando así posibles confusiones. 

¿Cuáles son las principales funciones del armador?
Seguidamente te vamos a enumerar, debidamente explicadas, aquellas funciones más significativas relacionadas con el concepto de armador para que las conozcas.

  • Contar con una tripulación adecuada
    Como hemos mencionado unas líneas más arriba, la persona responsable de hacer de capitán de la embarcación no tiene por qué ser la misma que el armador. Continuando con la explicación de esta función, una responsabilidad esencial del armador es buscar profesionales cualificados para los diferentes puestos en la embarcación.
    Es importante que la tripulación sea profesional y esté debidamente formada para el desempeño de sus funciones en cada una de las actividades que deban desempeñar.
  • Contactar con los distintos clientes cuando sea preciso
    El máximo responsable de la embarcación en cuanto a tareas relacionadas con la gestión de los clientes es el armador. En ocasiones es posible que deba ejercer tareas como comercial y otras relacionadas.
    Hay veces en las que el armador tiene que reunirse con los clientes para negociar, por ejemplo, las condiciones de los contratos e incluso las distintas tarifas aplicables al transporte de distintos tipos de mercancías, entre otras muchas posibilidades.
  • Disponer de los permisos necesarios y otros certificados
    Toda embarcación destinada al transporte de mercancías de naturaleza marítima debe de contar con una serie de certificados en vigor. Además de estos permisos que son necesarios, el armador debe comprobar regularmente que la embarcación reúne las condiciones legales para poder navegar.
    Otra cuestión fundamental relacionada con este tipo de permisos y certificados, es perfectamente aplicable también a la tripulación de la embarcación. Al igual que sucede con el propio capitán, los tripulantes de la misma deben reunir una serie de documentos en regla, con el objetivo de evitar posibles circunstancias adversas una vez que atraquen en un puerto determinado.
  • Garantizar que la embarcación esté operativa
    En el transcurso del transporte de los distintos tipos de mercancías, es necesario que la embarcación reciba tareas de mantenimiento.
    El armador debe comprobar que la embarcación está en condiciones navegar y subsanar los distintos imperfectos que puedan surgir, mediante acciones relacionadas con el mantenimiento. Por lo tanto, corresponde al armador y es responsabilidad de éste, ofrecer las suficientes garantías tanto a la tripulación como a sus clientes, en relación con la operatividad de la embarcación.
  • Mantener operativa la embarcación
    Uno de los principales roles que debe desempeñar un armador, se relaciona con la provisión de los distintos elementos necesarios para que un barco esté operativo.
    Entre este conjunto de elementos se pueden encontrar algunos como la alimentación necesaria para la tripulación, el equipo que deben utilizar los trabajadores de la embarcación y por supuesto, realizar las revisiones necesarias a los equipos tecnológicos.
  • Preservar la seguridad en la embarcación
    Los tripulantes de un transporte marítimo deben de contar con un protocolo de seguridad, de la suficiente calidad, conforme al tratamiento de las mercancías transportadas en su embarcación.
    Resulta muy importante tener unos protocolos de seguridad actualizados, porque se pueden producir por ejemplo, situaciones de emergencia en alta mar. Debido a esto, deben existir planes de contingencia ante un posible accidente, pudiendo así incrementar la capacidad de respuesta ante los acontecimientos ocurridos.

Nota publicada en Internacionalmente