Viernes 14 de Junio de 2024

Delitos de carga. Influencia de la inestabilidad económica

14/3/2023

Un estudio de BSI y el TT Club sobre delitos de carga destaca la influencia directa de la actual inestabilidad económica en la actividad delictiva

delitos de cargaDelitos de carga. Influencia de la inestabilidad económica. –El último estudio de BSI y el TT Club sobre las estadísticas de delitos de carga destaca la influencia directa de la actual inestabilidad económica mundial en la actividad delictiva. Varias situaciones geopolíticas y el impacto macroeconómico de la inflación en todo el mundo han impulsado una serie de tendencias hasta 2022 que probablemente continuarán en el futuro previsible. La industria logística global debe estar alerta al cambiante panorama de amenazas.

Al observar el crimen de carga en su forma más simple, hay tres factores principales que impulsan la actividad criminal: motivación, oportunidad y capacidad. En este artículo, antes de la publicación del informe anual conjunto BSI/TT Club para 2022, exploramos estos factores y cómo las circunstancias actuales influyen en las tendencias delictivas. 

Motivación
Por lo general, la motivación criminal es obtener fondos de la venta de bienes robados. El informe de 2021 destacó este hecho y la influencia directa de las fuerzas del mercado en los delitos de carga; los bienes robados son a menudo aquellos con alta demanda y baja oferta, aquellos que son fáciles de vender a un precio alto. Por ejemplo, el informe de 2021 evidenció un cambio hacia el robo de suministros médicos y productos antibacterianos al comienzo de la pandemia.

En muchas economías maduras, la inflación está en su nivel más alto en décadas. Si bien varía según el país y la región, el aumento general en el costo de vida para muchas poblaciones se traduce en una disminución del poder adquisitivo. A medida que aumenta el precio de los artículos esenciales cotidianos, las familias se enfrentan a decisiones de compra que normalmente no han enfrentado durante décadas; es posible que estas familias deban diferir las compras de lujo o indulgentes para garantizar que sus fondos entrantes se extiendan para cubrir los elementos esenciales diarios.

Los delincuentes se enfrentarán exactamente a estas mismas limitaciones, pero están muy alertas para reconocer las oportunidades de los mercados fáciles. El análisis de 2022 demuestra una focalización de productos esenciales, incluidos alimentos y bebidas (16%), agricultura (9%), automotriz y combustible (17%), casi seguramente sobre la base de que los mercados paralelos se desarrollan para satisfacer a los consumidores que buscan precios de «ganga» para bienes esenciales.

Sin embargo, la electrónica (12%) sigue siendo atractiva para quienes están detrás de la delincuencia de carga, mostrando resistencia en bienes de alto valor a pesar de la recesión económica.

Oportunidad
Los factores de vulnerabilidad destacados anteriormente en los informes de robo de carga de 2020 y 2021 (Cargo Theft Reports), como el aumento de los tiempos de permanencia de la carga, que disminuyeron al 2022 a medida que el comercio mundial se recuperó en general. Sin embargo, la carga en reposo sigue contando entre las de mayor riesgo según datos de 2022, que confirman que la modalidad de transporte carretero presenta la mayor amenaza y el robo de las instalaciones sigue aumentando.

Cuando las empresas se han alejado estratégicamente de los modelos logísticos «justo a tiempo» (JIT) hacia el almacenamiento «por si acaso» (JIC), se generan mayores requisitos de almacenamiento, particularmente en el país de destino. Si bien esto aumenta la resiliencia del suministro, la gestión adecuada de los requisitos de almacenamiento en el destino presenta dolores de cabeza a largo plazo. La incapacidad de encontrar capacidad de almacenamiento en o cerca de destino ha presentado desafíos de seguridad, como almacenar carga temporalmente en remolques y contenedores, por ejemplo.

En los datos de 2022, la frecuencia de incidentes de «robo de instalaciones» representó el 26%. Ha habido múltiples incidentes registrados en los que los delincuentes han robado contenedores cargados o remolques de depósitos o instalaciones hasta 2022, en ocasiones en gran número. Esto sugiere una actividad altamente organizada, que requiere conocimientos internos, equipos, mano de obra calificada y la oportunidad de acceder a las instalaciones.

Por supuesto, romper y entrar en una instalación o depósito para acceder a la carga presenta mayores riesgos para los delincuentes y a menudo tendrían que lidiar con medidas de seguridad establecidas, como cercas, CCTV y equipos ANPR. Si se detecta, la categorización del delito en muchas jurisdicciones es más grave que cortar la cortina de un remolque y robar carga al borde de la carretera. Sin embargo, las recompensas potenciales también son mucho mayores; en lugar de estar satisfecho robando varios pallets de mercaderías de un camión al borde de la carretera, existe la oportunidad de robar varios camiones cargados de mercancías en una instalación de depósito.

Capacidad
El mayor desafío para los responsables de gestionar la seguridad a través de la cadena de suministro global es la capacidad de los delincuentes para acceder a la carga. Las tendencias a este respecto varían según el país y la región e incluyen métodos sofisticados, así como puro oportunismo.

La seguridad de la información sigue siendo una amenaza clave para la cadena de suministro. La digitalización puede, si no se gestiona cuidadosamente, crear vulnerabilidades. El proceso debe ir acompañado de sólidos controles de gestión en todos los tipos de usuarios para garantizar que los derechos de acceso sean totalmente apropiados en todo momento, incluida la revocación cuando sea necesario. El panorama de amenazas para el acceso físico y tecnológico es vasto, incluidas las aplicaciones y los dispositivos personales, por ejemplo.

El fraude es una estrategia que hemos destacado regularmente durante 2020 y 2021; los datos para 2022 sugieren que no hay disminución en este aspecto del riesgo. Si bien las recaudaciones ficticias siguen siendo una proporción relativamente pequeña en general, tales incidentes continúan ocurriendo y la aparente facilidad con la que los delincuentes pueden explotar la cadena de suministro para acceder a los bienes de esta manera sigue siendo preocupante.

El análisis de 2022 evidencia que el riesgo interno está aumentando y evolucionando, con la participación interna en el 21% de los incidentes a nivel mundial. Los ejemplos incluyen pagos a conductores de camiones para desviarse de su ruta planificada para que los delincuentes puedan robar la carga, mientras que otros casos implican otorgar acceso a una instalación cerrada o información vital sobre las disposiciones de seguridad del sitio.

Los principios de Conozca a su cliente/contraparte (KYC) y la diligencia debida siguen siendo de gran importancia para mitigar las amenazas de delitos de carga. Examinar a los posibles subcontratistas y a su propia fuerza laboral, evaluar cuidadosamente los riesgos potenciales y comprender cómo identificar las amenazas son pasos cruciales.

Por supuesto, la motivación, la oportunidad y la capacidad están intrínsecamente vinculadas. Cuando el costo de vida, por ejemplo, aumenta a niveles incómodos, no solo hay un mayor potencial para que se desarrolle un mercado paralelo (motivación), sino que hay cambios en las estrategias de la cadena de suministro (oportunidad) y podría decirse que es más fácil para los delincuentes acceder a la carga (capacidad).

Con información del TT Club