Martes 28 de Septiembre de 2021

El Almirante Irizar abastecerá Tierra del Fuego 

9/4/2020

La Armada prepara el rompehielos Almirante Irizar y el buque ARA Canal Beagle para asistir a Tierra del Fuego por la emergencia de Covid-19.

El Almirante IrízarLa Armada ordenó el alistamiento del rompehielos ARA Almirante Irizar y del buque de transporte logístico ARA Canal Beagle para atender la emergencia de Covid-19 que sufre la provincia de Tierra del Fuego, informó Ambito.

Separada del continente por el Estrecho de Magallanes, la provincia insular recibe habitualmente casi todos sus abastecimientos, medicinas, carne fresca, víveres no perecederos y productos vegetales en camiones que llegan por la Ruta Nacional N°3, luego de cruzar el estrecho en un transbordador o balsa. Los fueguinos sufren las consecuencias del aislamiento, cierre de fronteras y suspensión de vuelos y se busca morigerar el impacto del desabastecimiento de productos alimenticios a través de un puente marítimo a cargo del veterano navío ARA Canal Beagle.

El alto mando naval también puso a disposición del comandante operacional de las Fuerzas Armadas, general de brigada Martín Deimundo Escobal, -responsable militar de la operación de ayuda y contención humanitaria por la pandemia de coronavirus- el rompehielos Irizar en configuración de buque hospital. Ambos navíos estaban en situación de mantenimiento luego de haber cumplido con la campaña antártica de verano 2019-2020.

El titular de la Armada, contralmirante Julio Guardia, impuso el radiograma fechado el 6 de abril y ordena: 1. Alistar (TRCB) (n.r. indicativo de Transporte Canal Beagle) y a partir del 15 de abril mantenerlo a 72 horas de aviso. 2. Alistar (RHAI) (n.r. indicativo de rompehielos Almirante Irizar) y a partir del 15 de abril mantenerlo a 72 horas de aviso, asegurando disponibilidad de capacidades sanitarias instaladas. También dio instrucciones a la Dirección de Sanidad de la Armada para que analice qué personal y equipamientos específicos se requieren para completar la capacidad atenta la misión que se le asignará en apoyo de Tierra del Fuego.

El texto significa que ante una orden de despliegue el buque en cuestión tiene tres días para proceder a cumplirla y movilizarse hacia el lugar indicado en el plan de operaciones. Se entiende que a esta altura las tripulaciones de los dos buques superaron el lapso de los 14 días que indica estar libre de síntomas del virus, que fueron testeados y que cumplen en la actualidad el aislamiento de rigor. Un miembro infectado pondría a toda la operación de despliegue en riesgo, tal como sucedió en la marina estadounidense con el portaaviones nuclear USS Theodore Roosvelt.

El Ministerio de Salud de la Nación incluyó a Ushuaia dentro de las zonas de circulación local de Covid-19, junto a la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Chaco y la ciudad de Alta Gracia.El escenario de circulación local determinó la aplicación de medidas más rigurosas, el uso obligatorio de barbijo y un operativo de desinfección en vía pública de los vehículos, tanto particulares como de empresas, que circulan por las calles de la capital fueguina. También se apunta a reforzar las prestaciones hospitalarias locales y en ése sentido la presencia del Irizar en configuración sanitaria descomprimiría las instalaciones preexistentes en Ushuaia. La tarea del Irizar será disponer de atención y camas para recibir los pacientes de otras dolencias en tratamiento actual de modo de liberar espacio en los hospitales de la provincia para que éstos puedan ocuparse de los casos positivos de coronavirus.

El transporte logístico ARA Canal Beagle con sus más de 7.000 toneladas de capacidad de carga en bodegas cumplirá el rol para el que fue construido en 1975. Trasladar carga general desde el continente a la capital fueguina para atenuar el faltante del transporte terrestre. El Canal Beagle junto a dos gemelos, Bahía San Blas y Cabo de Hornos, integran el Comando de Transportes Navales. Con 42 años de servicio continúan operando en diferentes y difíciles tareas como lo es la logística antártica, que efectuaron desde el incendio del rompehielos Almirante Irizar en 2007.