Martes 21 de Septiembre de 2021

Cargadores. Advierten por aumento del bunker

22/1/2021

Se prevé que un aumento del 35% en el precio del combustible bajo en azufre se traslade a los cargadores en las líneas de contenedores.

CargadoresLos cargadores se salvaron de los peores impactos de la introducción de nuevas regulaciones de combustibles con bajo contenido de azufre el año pasado debido al colapso del precio del petróleo tras el brote de la pandemia de coronavirus.
Pero a medida que la recuperación económica continúa y la demanda de petróleo regresa junto con los recortes de los principales países productores de petróleo como Arabia Saudita, los precios del búnker están aumentando nuevamente y afectaría a los cargadores.
Después de una caída dramática en marzo y abril que redujo el precio tanto del fuel oil pesado como del fuel oil bajo en azufre, y casi eliminó la diferencia entre los dos combustibles, los precios del búnker aumentaron y se estabilizaron en un nivel de alrededor de US$ 290 por tonelada para el IFO380 (Intermediate Fuel Oil) y alrededor de US$ 340 por tonelada para VLSFO (Very Low Sulphur Fuel Oil).“Este nivel se mantuvo bastante estable durante el período de junio a principios de noviembre. Sin embargo, desde entonces, el precio del combustible ha comenzado a aumentar significativamente”, dijo Sea-Intelligence.
El VLSFO aumentó un 35% del 1 de noviembre al 8 de enero.
Debido a las diferentes formas en que los transportistas implementan los factores de ajuste del combustible (BAF), ya sea trimestral o mensualmente, habrá un retraso antes de que los cargadores sientan el impacto de los precios más altos.
“Cuando el ajuste se realiza mensualmente, generalmente se basa en el precio promedio mensual del combustible, con un retraso de dos meses”, dijo el analista. «Algunos transportistas realizan ajustes trimestrales, lo que en la práctica a menudo significa que, por ejemplo, los factores de ajuste del búnker del segundo trimestre que son aplicables en abril-junio se basarían en el precio promedio del combustible en diciembre-febrero».
El resultado fue que, aunque los precios del petróleo ya han comenzado a subir nuevamente, los factores de ajuste del búnker vigentes se basan en precios más bajos anteriores. Sin embargo, los precios sobre los que se calculan los BAF para el segundo trimestre han aumentado significativamente.
Además de un mayor costo general del combustible, las compañías marítimas también se enfrentan a una mayor diferencia entre el combustible con alto y bajo contenido de azufre, volviendo la balanza a favor de aquellos que han invertido en depuradores.
“Tras el pico inicial impulsado por los cuellos de botella en la implementación de la norma IMO 2020, la prima (para VLSFO) se estabilizó con bastante rapidez alrededor de US$ 50 por tonelada durante un período de nueve meses”, dijo Sea-Intelligence. «Sin embargo, desde mediados de noviembre ahora vemos un aumento continuo significativo, y la prima de bajo contenido de azufre ahora es de US$ 86 por tonelada».
Esto significa que los transportistas verán una mejora en el valor relativo de las instalaciones de depuradores, lo que les permitirá utilizar combustible más barato con alto contenido de azufre.
«Pero también significa que podríamos comenzar a ver un reavivamiento de la discusión sobre si las fórmulas del factor de ajuste del combustible deben tener en cuenta los buques habilitados para depuradores, especialmente en el comercio entre Asia y Europa, donde muchos buques han instalado depuradores».