Jueves 13 de december de 2018

Depuradores de azufre. Más buques los agregarán

18/8/2018

Se espera que los buques con sistemas de limpieza de gases de escape, depuradores, quemen 600.000 barriles de combustible HSFO diarios en 2020.

depuradoresUn aumento en el número de buques que agregan depuradores, es decir sistemas de limpieza a sus chimeneas, significa que los buques continuarán quemando una cantidad considerable de combustible una vez que entren en vigencia las nuevas regulaciones de azufre para el combustible, dijo la semana pasada la consultora JBC Energy.
Se espera que los buques con sistemas de limpieza de gases de escape instalados, conocidos como depuradores, quemen 600.000 barriles por día (bpd) de combustible de alto contenido de azufre (HSFO) en 2020 cuando comiencen las nuevas reglas de la Organización Marítima Internacional (IMO), dijo JBC.
Para combatir la contaminación del aire de la industria naviera, la IMO promulgó reglas que reducen el contenido de azufre del combustible que los barcos pueden quemar a 0,5% en enero de 2020, del 3,5% actual.
Los buques sin depuradores tendrían que quemar combustibles más caros con bajo contenido de azufre, como el gasoil marino o el combustible de ultra bajo azufre, para cumplir con las normas de aire limpio.
“Los sistemas de limpieza de gases de escape, depuradores, recorrieron un largo camino desde marzo”, dijeron los consultores, refiriéndose a su propio informe que decía que los depuradores aún podrían tener algún impacto en la demanda de combustible en 2020.
“Desde entonces, los datos del grupo industrial de depuradores EGCSA respaldan esta posición, con un número de buques con depuradores instalados o en orden de 983 a comienzos de junio”, dijo JBC.
Además, las empresas que una vez dijeron no a los depuradores, como la compañía naviera alemana Hapag-Lloyd, están reconsiderando su posición a la luz de los estudios que elogian la economía depuradora.
En marzo, el director ejecutivo de Hapag-Lloyd dijo que la instalación de depuradores para eliminar el azufre no parecía ser la opción preferida de la compañía.
“El repunte en el interés de depuración y por lo tanto en el combustible HSFO (High Sulphure Fuel Oil)  parece haberse notado en los mercados a futuro de HSFO, con un diferencial retroactivo entre el mes del contrato de agosto de 2018 y enero de 2020 reduciéndose en US$ 4 por barril desde el inicio de julio”, dijo JBC citando datos de los corredores de combustibles PVM.