Sábado 28 de Marzo de 2020

La Logística dentro de China sigue siendo un “Vale Todo”

5/7/2012

El mercado puede estar creciendo rápido, pero también lo hacen los retos y riesgos asociados con el movimiento de cargas en todo el continente asiático.

El mercado puede estar creciendo rápido, pero también lo hacen los retos y riesgos asociados con el movimiento de cargas en todo el continente.
El valor total de la logística en China el año pasado fue de magnitudes increíbles, incontables miles y miles de millones de dólares. De acuerdo con datos de la Federación China de Logística y Compras, más del 90% de esta cifra se explica por los servicios logísticos requeridos por el sector manufacturero. El mercado logístico continental está creciendo de manera constante debido a la creciente demanda y a los servicios de valor agregado.
Sin embargo, para centrarse en el valor total del mercado hay que ignorar lo que está por debajo de este número con nueve ceros o más, debido a que el costo de la logística en China sigue siendo el doble que el de los países desarrollados, habiendo llegado a 18,5% el año pasado. El mayor porcentaje del costo logístico total es el del transporte, que representa el 53%.
El segundo costo más alto está representado por la administración de inventario, con un 35%. Eso es altamente sorprendente y se debe a la débil demanda de exportaciones existente en la actualidad, lo que incrementa las existencias en los almacenes y centros de distribución. Las muchas interrupciones que hubo en las cadenas de suministro en el último par de años también han contribuido a la reaparición de mayores reservas de mercaderías en almacenaje.
A medida que el mercado de la logística crece, también lo hace la competencia. En el China Logistics Industry Update, el Centro de Investigaciones Li & Fung encontró que había cuatro tipos de empresas de logística a gran escala en el continente:
1.- Gigantes estatales, como Sinotrans, Cosco y China Post, naturalmente tenían buenas relaciones con el gobierno, pero fueron ineficientes por excedentes de personal y el servicio al cliente no constituía una prioridad.
2.- Nuevos tipos de empresas de propiedad privada o conjunta, como PG Logistics, JC Trans y SF Express, dirigidas a un segmento de mercado específico, resultaron ser relativamente eficientes y de rápido crecimiento, pero los límites de su crecimiento fueron los escasos activos fijos y la falta de financiamiento para expandir sus mercados.
3.- El tercer tipo empresas de logística es un spin-off, la filial de un gran fabricante, como Midea o Haier. Estas empresas tenían conocimiento especializado y una  buena cobertura de red, pero tuvieron dificultades para desarrollar una base de clientes externos y los planes estratégicos se vieron afectados por la relación con la empresa madre.
4.- Los jugadores extranjeros constituían el cuarto tipo con los integradores en la delantera. Ellos tienen fuertes redes de agentes en el extranjero con experiencia en logística y buena calidad de sistemas de IT. Sin embargo, las empresas de logística extranjeras en China se ven frenadas debido a sus limitadas redes en el interior del país. Esto limita su ámbito de negocios e incrementa los costos operativos.
La rentabilidad de la logística en las empresas de China sigue siendo baja. Son las víctimas de los fuertes impuestos, altos costos de peaje, combustible caro y una nómina de personal en permanente aumento. Como gran parte de los industriales costeros se traslada a las provincias del interior, sus costos se acumulan junto con los desafíos. Una cadena de suministro muy larga y extendida aumenta la factura del combustible, los camiones se exponen a las altas tarifas de peaje y debido a las mismas fuerzas del desequilibrio de la carga, los camiones hacen gran parte de los viajes vacíos.
Existen diferentes licencias para operar en las ciudades, las cuotas de estas licencias son limitadas y los tiempos para hacer entregas también. Los camiones sobrecargados son una forma muy común para mitigar los costos operativos por camión.
Hay que añadir a todo esto la inexistencia de garantía de entrega y que la seguridad es muy pobre.
La suma de todas estas cuestiones hace que todo se asemeje a un país donde el “vale todo” es común en cuanto a logística local.
Es difícil para los operadores extranjeros poder competir en el área de distribución nacional, pero con sus mayores conexiones internacionales todavía pueden ofrecer, a las empresas de logística en China, servicios de importación y exportación de una calidad muy superior a los que ellas proveen.

Fuente: Maritime Professional