Domingo 17 de december de 2017

Zarpó el Irízar para pruebas de navegación

30/9/2017

El rompehielos Almirante Irízar se hizo a la mar para efectuar pruebas de navegación luego de estar en reparaciones por un incendio hace 10 años

IrízarEl rompehielos Almirante Irízar, perteneciente a la Armada argentina, zarpó desde el Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR) de la ciudad de Buenos Aires para verificar su funcionamiento en el mar y en zonas de hielo.
El buque partió del mismo taller estatal de reparaciones en el que fue restaurado, después de que un incendio lo dejara inutilizado por una década.
A lo largo de una travesía que durará ocho días, se exigirá al buque el máximo “rendimiento de cada uno de los sistemas y ajuste de roles de las diferentes operaciones que realiza la unidad en navegación”, informó la Armada en un comunicado.
Al mando del Capitán de Fragata, Maximiliano Mangiaterra, el único rompehielos que tiene el país sudamericano emprende actividades logísticas y científicas a través de 13 gabinetes científicos que realizan labores de meteorología, química, microbiología, biología marina, oceanografía y glaciología (rama que estudia los glaciares).
El buque puede albergar hasta 313 tripulantes, de los cuales 111 integran la dotación del buque y el resto conforman el Grupo Aeronaval Embarcado, y el Estado Mayor del Comando Naval Antártico, además del personal que está en tránsito o que forma parte del cuerpo científico.
Las pruebas que realiza el Almirante Irízar preparan al buque para que próximamente pueda abastecer a las bases científicas argentinas de la Antártida (sur).
El rompehielos fue construido en 1977 en Finlandia.
Durante la guerra por el control de las australes islas Malvinas, el rompehielos funcionó como buque hospital hasta el final del conflicto entre Argentina y el Reino Unido, entre abril y junio de 1982.