Sábado 25 de Noviembre de 2017

Créditos del BID para primera fase del Túnel de Agua Negra

24/10/2017

El BID otorgó créditos a la Argentina por US$ 130 millones y a Chile por US$ 150 millones para el inicio de las obras del Túnel de Agua Negra

créditosEl BID aprobó dos créditos a la Argentina y Chile, por US$ 130 millones y US$ 150 millones respectivamente, que permitirán iniciar la construcción del túnel internacional de Agua Negra que conectará ambos países. Estos créditos  podrán ser ampliados hasta alcanzar un máximo de US$ 1.500 millones que es el costo estimado total del proyecto.
La eficiencia de la red logística de la región se verá beneficiada con la obra, reduciendo los tiempos de viaje, aumentando los volúmenes de movimiento de pasajeros y carga y mejorando la resiliencia al cambio climático en los cruces transfronterizos entre Argentina y Chile.
Los créditos otorgados se aplicarán a la primera etapa del proyecto, que implica la construcción de los primeros segmentos del túnel, incluyendo obra civil, creación de carreteras de acceso temporal y excavación de portales en ambos países.
El tráfico vehicular entre Argentina y Chile creció desde el 2007 a un ritmo anual del 6%. Sin embargo, las limitaciones en las infraestructuras transfronterizas y los procesos de control de fronteras hacen que los pasos operativos sean insuficientes para atender el aumento de la demanda de carga y tráfico de pasajeros que se preveé, lo que afecta a la accesibilidad, la conectividad y la integración regional.
El nuevo túnel tendrá una longitud de 13,9 kilómetros e incluirá dos galerías, una para cada sentido del tráfico, acortando la distancia de la ruta en 40 kilómetros con respecto al paso actual. La obra eliminará curvas y permitirá el paso de automóviles y camiones de carga a todo el año, absorbiendo al menos el 10% del tráfico del paso de Cristo Redentor, que en la actualidad es el principal nodo de conexión entre ambos países con un tráfico de 2.100 vehículos diarios.créditos
“El proyecto del Túnel de Agua Negra simboliza el mandato que tiene el BID de apoyar la conexión de los países con las economías regionales y globales. El objetivo es reducir, a través de la construcción de esta infraestructura, los costos de transacción en las fronteras, incrementar la competitividad de los países involucrados y promover el desarrollo económico de la región” declaró José Luis Lupo, Gerente de países del Cono Sur del BID al referirse a los créditos otorgados por el organismo.
Además de conectar a las provincias de San Juan en Argentina con Coquimbo en Chile el proyecto potenciará los flujos comerciales en la región a través de la cuenca atlántica (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y los puertos del Océano Pacífico. “Tanto en Chile como en Argentina la importancia de integrarse regionalmente ocupa destacado lugar en la agenda de políticas. Los dos países merecen un aplauso por la decisión de llevar a cabo un proyecto de esta magnitud y por parte del BID nos sentimos orgullosos de que los países hayan querido que los apoyáramos, en un momento muy particular en el cual la integración regional responde a un mandato renovado de nuestros gobernadores, el cual estamos tratando de implementar y que puede marcar el comienzo del Banco del futuro, un Banco más centrado en integración que el que conocemos hoy”, agregó Lupo.