Jueves 19 de Julio de 2018

Petrolero y carguero chocan en China, riesgo de catástrofe ambiental

9/1/2018

Buscan a posibles supervivientes del siniestro marítimo entre un buque petrolero y un carguero en cercanías de China. Hay riesgo de explosión.

petroleroAutoridades chinas temen que el choque entre un petrolero iraní y un carguero en el Mar Oriental de China provoque una catástrofe ambiental si se produce una fuga masiva de crudo. Han informado de que ya se ha producido un vertido -del que no precisaron su extensión- que tratan de limpiar. Mientras, continúan las tareas de rescate de las treinta dos personas, treinta iraníes y dos bengalíes, que  se encuentran desaparecidos. También se alertó del posible riego de explosión del petrolero iraní. La industria del transporte de petróleo por la vía marítima sigue atentamente el incidente.
Según la agencia oficial de noticias china Xinhua, el choque entre los dos buques ocurrió el sábado por la tarde a aproximadamente 257 kilómetros al este del estuario del río Yangtsé, enmarcado por la ciudad china de Shanghai, y las provincias de Jiangsu al sur y Zhejiang al norte.
El portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores Lu Kang aseguró este lunes que los equipos de rescate lograron localizar un cuerpo, aunque todavía no fue identificado.
El Ministerio de Transporte chino indicó que se produjo unvertido de petróleo al mar, pero no especificó la extensión del área contaminada. “Estamos intentando limpiar los residuos. Trataremos de conseguir más información sobre la causa del accidente”, comentó el portavoz chino en una rueda de prensa en Pekín.
A través de un comunicado, Greenpeace alertó hoy del “potencial daño medioambiental” que puede haber ocasionado este accidente. “Estamos preocupados por el posible impacto ambiental que podría causar la fuga del buque que contenía decenas de millones de galones de petróleo crudo. Ya está en marcha un procedimiento de limpieza y supervisaremos su progreso”, apuntó Rashid Kang, activista de la ONG para Asia Oriental.
Las autoridades marítimas chinas enviaron ocho barcos para la operación de búsqueda y rescate mientras que Corea envió un barco guardacostas y un avión de ala fija.
Los 32 desaparecidos son miembros de la tripulación del buque petrolero iraní Sanchi registrado en Panamá, mientras que los 21 que viajaban en el carguero CF Crystal registrado en Hong Kong, todos de nacionalidad china, pudieron ser rescatados.
El petrolero Sanchi, propiedad de una compañía marítima de Irán, tenía 274 metros de eslora y transportaba 136.000 toneladas de petróleo refinado desde Irán a Corea del Sur.
Por su parte, el carguero, de 225 metros de eslora, pertenecía a una compañía con sede en la provincia de Zhejiang y transportaba 64.000 toneladas de cereal desde los EE.UU. hacia la provincia de Cantón, al sur de China.