Lunes 24 de Septiembre de 2018

Datacenters de Amazon se instalarían en Chile

8/7/2018

Amazon finalmente no se instalaría en Argentina, sino que habría elegido a Chile para desplegar sus primeros datacenters en la región.

datacentersSegún indicó El Mercurio de Chile, los primeros datacenters de Amazon en la región finalmente no se instalarían en Argentina, sino que la empresa habría elegido a Chile para su despliegue. La inversión contempla el desembolso de una cifra cercana a los US$ 1.000 millones y el lugar elegido sería la ciudad de Santiago de Chile.
Por ahora, desde la compañía no ha habido ningún anuncio oficial, postura que se ha venido mantenido desde el inicio de las gestiones en la región. En su momento, el Gobierno argentino había mantenido varias reuniones con ejecutivos de la compañía, incluidos encuentros entre Mauricio Macri y algunos de sus principales directivos, además de declaraciones efectuadas por el ex embajador de los Estados Unidos en la Argentina, Noah Mamet, de que Amazon había firmado un acuerdo hace varios meses con el ministro Ibarra para la apertura de una oficina en el país.  El Gobierno argentino confiaba en que la ciudad elegida en la Argentina para el despliegue de la firma en el cono sur fuera Bahía Blanca, donde se esperaba generar más de 700 puestos de trabajo.
El Mercurio aseguró que solo falta el anuncio oficial, ya que la decisión está tomada. En una primera etapa, Amazon alquilaría la infraestructura que Telefónica posee en el país trasandino (en concreto, edge locations) para luego desarrollar la propia.
En un principio se había rumoreado con la posibilidad de que Amazon desplegara su negocio minorista en Argentina, algo que incluso encendió luces de alarma en Mercado Libre; esta información luego fue descartada ya que el país no cuenta con la infraestructura de logística necesaria como para que la firma de Jeff Bezos comience a operar, al menos en lo inmediato. Un centro de datos, en cambio, significa un paso más razonable, sobre todo teniendo en cuenta la creciente competencia en el mercado de datacenters, donde Microsoft y Google no paran de sumar nuevos clientes y ponen en jaque el reinado de Amazon Web Services.