Lunes 17 de Junio de 2019

Navieras y refinerías en problemas por la OMI 2020

19/3/2019

Los cambios en el contenido de azufre de los combustibles por la OMI 2020 serán los más grandes y perturbadores para navieras y refinerías.

navierasNavieras y refinerías en problemas por la OMI 2020 -¿Qué tantos problemas pueden traer los próximos cambios de la OMI 2020 en las especificaciones de combustible para la industria naviera?

Los cambios adoptados por la Organización Marítima Internacional, que entrarán en vigencia en 2020, en cuanto al contenido de azufre de los combustibles marinos para cumplir con los estándares ambientales representan los más grandes y perturbadores que las industrias naval y de refinación de petróleo han tenido que enfrentar.

En menos de 10 meses, en S&P Global Platts pronostican una caída inmediata de más de 2 millones de barriles por día de demanda de fuel oil con alto contenido de azufre a medida que las navieras cambian a fuel oil marino con bajo contenido de azufre, lo que aumenta la demanda de diesel/gasoil en más de 2 millones de barriles por día. A corto plazo, estimamos que el costo de las navieras para cumplir los requerimientos será de US$ 60 mil millones.

A valor nominal, el impacto directo de los mayores costos de transporte marítimo en los consumidores debe ser limitado. El costo adicional del envío de 6.500 Mercedes nuevos de Hamburgo a Shanghai, por ejemplo, agregaría alrededor de US$ 70 al costo de cada automóvil.

Pero lo que afectará al consumidor es un aumento estimado de US$ 5 a US$ 7 por barril en el precio del crudo Brent, impulsado por el aumento de las operaciones de las refinerías en 2020. Esto probablemente impactará a los consumidores en los surtidores al llenar los tanques de sus vehículos, dejándolos con menor liquidez al final de cada mes artículos o gastos discrecionales como salir a comer o irse de vacaciones (especialmente porque los precios del combustible de avión más altos harán que volar sea más caro).

El aumento de los precios del crudo también afectará a la industria, lo que significa que el impacto se sentirá en toda la economía. El comercio mundial se desacelerará, lo que afectará las ganancias de los buques portacontenedores de las navieras a medida que disminuya su utilización.navieras

Muchos han acusado a la industria naviera y de refinación de no haber tenido en cuenta las cantidades no deseadas de combustibles con alto contenido de azufre (HSFO).

Lea también OMI2020. ¿Más Slow Steaming y trasbordos?

Una vía para el excedente HSFO es la generación de energía en locaciones del mundo con restricciones de azufre menos estrictas. Por supuesto, la ironía de todo esto es que la legislación pretende reducir las emisiones de dióxido de azufre, especialmente cuando tiene un impacto en la salud (cerca de las costas), pero obliga a algunos de ellos a fuentes estáticas como las centrales eléctricas, que tienden a estar más cerca de las poblaciones.

El principal problema que debe afrontar la industria del transporte marítimo es cómo enfrentará un conjunto desconocido de nuevos combustibles en 2020. Existe cierta incertidumbre acerca de las nuevas mezclas con bajo contenido de azufre que la industria de refinación está desarrollando, y se espera que haya en oferta una amplia gama de productos.

En la actualidad, el riesgo de una serie de fallas de motores en 2020 a lo largo de todo el mundo tiene muy preocupados a los ingenieros marinos.

Una crisis de contaminación en la industria del combustible en 2018, luego de que un producto nocivo (fuera de especificación) se vio por primera vez en el Golfo de México y se dispersó a través de la cadena de suministro global, también tiene enfocados a los especialistas para ver y prevenir cómo pueden surgir problemas similares con los nuevos combustibles.