Viernes 24 de Mayo de 2019

Riesgos del Comercio global. Anticipos de DHL

13/4/2019

En el primer Informe Anual de Riesgos, DHL identifica los principales factores que afectan al comercio global recopilados por Resilence360

riesgosDHL publicó su primer Informe Anual de Riesgos, sobre la base de los datos recopilados por Resilence360, una solución que ofrece información sobre la cadena de suministro y permite prever, evaluar y mitigar posibles alteraciones.
«La evaluación de riesgos y la mejora de la resiliencia de la cadena de suministro son un elemento crucial para los negocios, y las conclusiones del informe les permiten a los clientes reevaluar el entorno de riesgo, complementando la oferta de la plataforma», afirma Tobias Larsson, CEO de Resilience360.

Los principales riesgos detectados en 2018
A nivel mundial, se detectaron tres riesgos principales en 2018: las incertidumbres sobre el crecimiento del comercio internacional, los incidentes de ciberseguridad y el cambio climático combinado con condiciones meteorológicas extremas.
La incertidumbre en el comercio aumentó debido a las disputas entre EE.UU. y otros países, especialmente China, incluyendo los nuevos aranceles unilaterales a la importación. Se suma la cuestión todavía pendiente de la salida del Reino Unido de la UE, ya que las empresas temen que se produzcan atascos en las fronteras y retrasos en los puertos en caso de una salida descontrolada.

En el ámbito de la ciberseguridad, el número creciente de incidentes que afectaron a la cadena de suministro y la infraestructura de transporte demostraron que el objetivo de los perpetradores es obtener secretos comerciales, chantajear o causar trastornos en la economía.

Por último, el cambio climático ocasionó un gran número de trastornos graves debido a las condiciones meteorológicas en 2018, que fue el 4º año más cálido jamás registrado. Los incendios forestales, las sequías, los bajos niveles de las aguas y el deshielo tuvieron los impactos más significativos sobre la cadena de suministro.

Anticipar los riesgos para la cadena de suministro en 2019
El informe recalca asimismo una serie de posibles peligros que podrían suponer una amenaza para los negocios en 2019 y los años subsiguientes.

En primer lugar, la demanda de materias primas combinada con la fragilidad del suministro, consecuencia de la inestabilidad política y los cierres de los proveedores, podría resultar en una escasez de materias primas cruciales, como litio, cobalto y adiponitrilo.

En segundo lugar, pueden aumentar las retiradas y las alarmas de seguridad, ya que debido a la concientización creciente del público en materia de seguridad y la aplicación más estricta de la normativa por parte de las entidades reguladoras en sectores muy normativizados, como fármacos y dispositivos médicos, resultan en un mayor escrutinio sobre los productos.

Por último, es posible que se extiendan en 2019 las medidas contra la contaminación atmosférica a un sector más amplio de industrias en toda Asia. Igualmente se cree que la agencia estadounidense de protección medioambiental (EPA) anunciará nuevos requisitos. En consecuencia, esas normas medioambientales más rígidas incrementarán los costos de las empresas en varios sectores. Todas estas circunstancias pueden convertirse en una amenaza para los proveedores y provocar una serie de cambios importantes a lo largo de las cadenas de suministro.

Lea también Vulnerabilidad cibernética de la cadena de suministro

“Las cadenas de suministro modernas son vulnerables. Los retrasos en el transporte, robos, desastres naturales, las inclemencias del tiempo, ciberataques y problemas de calidad inesperados pueden alterar los flujos de mercancías, generando costos a corto plazo y dificultades de suministro”, añadió Shehrina Kamal, directora de Risk Intelligence, Resilience360.

Los principales disruptores en Latinoamérica y el Caribe
En 2018, las cifras más elevadas de incidentes se produjeron en Brasil (21.19%), Argentina (13.9%), Chile (12.6%) y Colombia (7.9%).

Los eventos con carácter más disruptor estuvieron causados en su mayoría por inestabilidades sociales, temas de transporte terrestre e incidencias laborales, que supusieron casi la mitad de todos los incidentes.

La mayor parte de estos eventos estuvieron vinculados a movilizaciones laborales organizadas; no obstante, muchos se debían a los acontecimientos políticos. Las huelgas generales convocadas en Costa Rica y Argentina se centraron en el descontento con sus políticas económicas nacionales respectivas, y la huelga de camioneros en Brasil también tuvo que ver con temas de políticas públicas.
El robo de mercancías fue un suceso frecuente en toda la región, y los trastornos de la carga se debieron a las movilizaciones laborales en la aerolínea LAN Express en abril, a los feriados por el G20 y a las huelgas de Aerolíneas Argentinas en noviembre en Buenos Aires.

Los terremotos y el robo de mercancías supusieron dos tercios de todos los eventos de gran impacto registrados en la región. Las dimensiones del robo de mercancías tuvieron lugar principalmente en Brasil y Chile. Las catástrofes naturales de intensidad menor y moderada, como inundaciones, erupciones volcánicas y terremotos, afectaron también la región, concretamente en Chile, Perú, Ecuador, Nicaragua y Guatemala.

Se pueden consultar los resultados detallados de 2018 y un resumen de los retos que cabe esperar en 2019 en el informe completo, que se puede descargar en www.resilience360.dhl.com.