Viernes 15 de Noviembre de 2019

La capacidad, los transportistas y la IMO 2020

13/10/2019

La forma en que los transportistas marítimos manejen la IMO 2020 podría ser un importante riesgo para la capacidad, opinan en la consultora Drewry

la capacidadSegún Drewry, las regulaciones de azufre de la Organización Marítima Internacional que entrarán en vigencia el próximo año (comúnmente conocidas como IMO 2020) son un «riesgo importante» para la capacidad del transporte marítimo de contenedores.

Cambiar a un nuevo combustible para cumplir con las regulaciones agregará US$ 11.000 millones en gastos a los balances de los transportistas. El nivel de interrupción que provoque una baja de la capacidad dependerá de la inteligencia de los transportistas para encontrar una manera de compensar estos costos, dijo esta semana la consultora.

«Nuestra hipótesis de trabajo es que los transportistas tendrán más éxito en la recuperación de ese costo que antes, hasta el punto de que no habrá una interrupción importante en el suministro», dijo Simon Heaney, gerente senior de investigación de contenedores en Drewry, en un comunicado. «Sin embargo, si se quedan cortos por un margen significativo, creemos que las líneas desempolvarían rápidamente el libro de estrategias usado hace una década para superar el colapso financiero global», informó Supply Chain Dive.

Lea también IMO 2020, ¿más slow steaming y trasbordos?

Estas estrategias, según Drewry, podría consistir en una combinación de navegación lenta, más cancelaciones de salidas(blank sailing) y devolución de buques alquilados, lo que normalmente tiene como resultado una menor capacidad.

Estas son medidas similares a las que se tomaron en 2018 cuando el mercado de transporte marítimo sufrió una sobrecapacidad y los transportistas utilizaron la cancelación de salidas para reducir la capacidad en el corto plazo.

Drewry rebajó su perspectiva para el rendimiento portuario de contenedores a nivel mundial para este año, comentaron que aumentaría un 2,6% en lugar del pronóstico anterior del 3%.

Si los transportistas no pueden recuperar el costo de los nuevos tipos de combustible, es probable que tengan más buques equipados con depuradores para permitirles continuar usando el combustible más barato y con alto contenido de azufre, dijeron en Drewry.

Las compañías marítimas de transporte de contenedores comenzaron a anunciar nuevos recargos por combustible el año pasado, pero algunos advirtieron que podrían no ser lo suficientemente altos como para compensar los costos. Estos recargos variarán según el transportista y la ruta comercial.

El CEO de Maersk, Søren Skou, dijo en una reunión de la compañía en agosto que “la compañía había tenido mucho éxito en términos de incluir cláusulas de ajuste de combustible en todos los contratos. En este momento tenemos una cobertura del 90% en eso”.

El secretario general de la OMI, Kitack Lim, dijo en un discurso de septiembre que confía en que la transición a las nuevas regulaciones «se manejará sin problemas».