Jueves 13 de Agosto de 2020

Amazon ya entrega la mitad de su paquetería en USA

16/12/2019

El gigante Amazon está entregando la mitad de sus propios paquetes en los EE.UU., y ya se convierte en un serio rival de FedEx y UPS

Amazon planeaAmazon viene incrementando constantemente su operación logística en la última década, y ahora entrega más de la mitad de todos los paquetes de su propiedad en los EE UU., según una estimación de Morgan Stanley publicada el jueves y reportada por CNBC. Ese es un aumento asombroso en el transcurso de los últimos años. Significa que Amazon, que ahora opera sus propios vehículos y aviones de carga, está acelerando su impulso para adueñarse de toda su cadena logística y poner fin a la relación con empresas como FedEx y UPS.

Al ritmo actual, Amazon está listo para superar tanto a FedEx como UPS en el volumen de paquetes de EE.UU., la compañía actualmente entrega 2.500 millones de paquetes por año en comparación con los 3.000 millones de FedEx y los 4.700 millones de UPS, dice Morgan Stanley. El número de Amazon se duplicó solo en el último año, de entregar aproximadamente el 20% de todos sus paquetes propios a aproximadamente la mitad. Un factor importante que contribuye aquí es la nueva iniciativa Prime -de entrega en un  día- de Amazon, que comenzó a principios de este año y promete alcanzar a más mercados y productos a medida que pase el tiempo.

«A los clientes les encanta la transición de Prime de dos días a un día: ya han pedido miles de millones de artículos con entrega gratuita de un día durante este año. Es una gran inversión y es la decisión correcta a largo plazo para los clientes», dijo el CEO de Amazon Jeff Bezos sobre el envío Prime de un día en octubre. Amazon no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el volumen de su paquetería.

Para Amazon, no se trata solo de llevar más paquetes a más clientes a velocidades más altas. También se trata de ser propietario de todo, desde la llegada de un producto a una almacén de Amazon (o la creación del producto desde una subsidiaria de Amazon) hasta la llamada entrega de última milla a la puerta del cliente, la última de las cuales fue especialmente difícil de quebrar para la mayoría de las empresas.

Llevar ese paquete a la casa de alguien es principalmente la razón por la que Amazon pagó decenas de miles de millones a FedEx y UPS a lo largo de los años. También es la razón por la cual la compañía ahora se está distanciando de ese tipo de contratos, no solo con las compañías de paquetería, sino también con las compañías que transportan productos por mar y aire. En 2016, Amazon lanzó su marca Prime Air, que abarca tanto su trabajo en progreso de drones de entrega como su flota de aviones de carga, y a lo largo de los años fue agregando más cargueros a su flota aérea.

A principios de este año, Amazon y FedEx terminaron sus contratos de envío terrestre y transporte aéreo. Amazon todavía usa UPS, pero también está construyendo una red de sus propios sistemas de entrega bajo la plataforma Amazon Flex, que es una especie de red de contratos a pedido similar a Uber y compañías de entrega de alimentos como DoorDash. Cabe decir como comentario, que Amazon Flex tiene muchos informes condenatorios sobre que las altas demandas que impone a los conductores de Flex contribuyeron directamente a la muerte de automovilistas.

Todo esto naturalmente le está costando una fortuna a Amazon. La compañía dijo en octubre que en los tres meses que abarcaban de junio a septiembre, gastó un 50% más, unos impresionantes US$ 9.600 millones, solo en el cumplimiento, debido tanto al envío Prime de un día como a la expansión general de su operación minorista en los EE.UU. Pero para Amazon, es un gasto que vale la pena si significa que puede controlar toda la cadena de entrega de principio a fin. A la escala adecuada, eso comenzaría a ahorrar dinero en Amazon y le permitiría ser aún más eficiente en la entrega de productos.