Domingo 29 de Marzo de 2020

Coronavirus. La industria marítima en alerta máxima

26/1/2020

El brote de coronavirus puso a la industria marítima en alerta máxima, crecen los muertos en China y el virus se extiende rápidamente a nuevas costas

coronavirusEl coronavirus similar a la gripe, identificado por primera vez en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 31 de diciembre, mató ya a decenas de personas en China y se cree que infectó a muchos más en todo el mundo, según varios informes de los medios. Se confirmaron casos en Beijing, Shanghai y Guangdong, e internacionalmente en viajeros que regresan de China a Japón, Corea del Sur, Tailandia varios países de Europa y los EE. UU.

En un esfuerzo por contener la rápida propagación del coronavirus, China bloqueó la escala de algunos buques a Wuhan, lo que llevó a los operadores locales de barcazas a informar demoras en la carga causadas por la disminución de la entrada y salida del centro comercial del río Yangtze, según informó el Wall Street Journal.

Según el WSJ, los grandes transportistas marítimos europeos y COSCO Shipping de China dicen que sus servicios en ese país no fueron alterados, pero los brokers dicen que observaron retrasos en los servicios entre Yokohama, Japón y Wuhan. Algunos transportistas de gas también se vieron impedidos de hacer puerto en Wuhan, dijeron los brokers al WSJ.

La preocupación de que el coronavirus podría extenderse aún más, frenando los viajes y la demanda de petróleo, hizo que los precios del petróleo cayeran más del 2% el viernes hacia US$ 60 por barril.

China es el segundo mayor consumidor mundial de petróleo y el principal importador del mismo, actualmente importa más de 10 millones de barriles de petróleo crudo por día. Es probable que cualquier impacto en la demanda china de petróleo sea significativo, no solo en términos de volumen, sino también en términos de flujos de importación de petróleo y el efecto dominó en el mercado de buques tanque, dice el broker de buques Poten & Partners.

Con seguridad la industria marítima va a encontrarse con impactos aún mayores si el brote de coronavirus continua empeorando.

«Si aumenta la prevalencia del virus, la industria naviera marítima puede esperar ver el mismo tipo de problemas que surgen con los brotes de enfermedades graves anteriores», dijo Rohan Bray, CEO de la sucursal de Hong Kong de Steamship Mutual, en una nota de aviso en el sitio web.

«Además del peligro obvio para los miembros de la tripulación de contraer la enfermedad en algún puerto de un área infectada, las autoridades portuarias pueden instituir medidas de notificación y cuarentena para evitar la propagación de la enfermedad por los buques que previamente hicieron escala en puertos infectados y en caso de ser muy graves los brotes, los puertos pueden cerrarse por completo”, dijo Bray.

Otras precauciones y preparaciones

En Singapur, la Autoridad Marítima y Portuaria (MPA, por sus siglas en inglés) dice que comenzó a examinar a los viajeros entrantes en buques de pasajeros y comerciales para detectar síntomas de coronavirus. La MPA dice que los viajeros y la tripulación de los buques que lleguen a todos los puntos de control marítimo, incluidas las terminales de ferry y cruceros, las terminales PSA y el puerto Jurong, se someterán a controles de temperatura realizados por asistentes de salud en el lugar, y que aquellos con casos sospechosos serán remitidos a los hospitales para una evaluación adicional.

Varias líneas de cruceros importantes están realizando sus propias evaluaciones de pasajeros a raíz del brote de coronavirus. Tanto Indonesia, como Singapur, aumentaron la vigilancia en sus puertos marítimos.

Beth Bradley, socia de la firma de abogados Hill Dickinson, informó que la industria marítima debe prepararse para una posible escalada que podría causar demoras y otros problemas que surgieron en brotes de enfermedades graves anteriores, como con otros coronavirus o ébola, incluidas infecciones de la tripulación, medidas de cuarentena, cierres de puertos y posibles repercusiones en las obligaciones de fletamento.

«Aunque actualmente no se prevé que este brote cause las complicaciones globales experimentadas por los brotes de Ébola y Sars, es aconsejable que los operadores de barcos y fletadores estén preparados para una mayor propagación de este virus», agregó.

Fuente: MarineLink