Jueves 19 de Octubre de 2017

Los sistemas como soporte clave de los procesos logísticos

13/5/2014

Los sistemas como soporte clave de los procesos logísticos, fue el tema principal del segundo desayuno de ARLOG del año.

arlogEl 12 de mayo pasado se llevó a cabo el segundo desayuno de actualización y capacitación del año, organizado por la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) en la ciudad de Buenos Aires donde el tema principal fue “Los sistemas como soporte clave de los procesos logísticos” . El eje del encuentro fue la aplicación de la tecnología de información en el sector. Contó con las disertaciones de Martín Roberts, líder de Proyecto en Deloitte; José Luis Losada, presidente de Tecnologística Consultores y extitular de ARLOG; Irene Loiseau, directora del Departamento de Computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Daniel Negrotto, licenciado en Matemáticas.
El contexto presenta desafíos para las empresas y las áreas de logística deben mejorar el servicio, orientarse al cliente y al mismo tiempo bajar costos. Y los sistemas informáticos ayudan a resolver estos desafíos. En este sentido, Martín Roberts se refirió a los ERP (Enterprise Resource Planning, Sistema de Planificación de Recursos Empresariales). Comentó que, a pesar de estar disponibles, en los procesos logísticos muchas veces los módulos no son utilizados por la empresa, lo que limita la posibilidad de repago. En cuánto a los requisitos para implementarlo, enumeró la precisión de los datos y la necesidad de contar con planes de producción, compras e inventarios, además de un adecuado pronóstico de ventas.
Luego, fue el turno de José Luis Losada, quién comentó que hay un escenario complejo de negocios que exige competir desde la innovación. Sostuvo que los clientes valoran la lealtad en la relación cliente-proveedor, por lo que resulta primordial compatibilizar los procesos, cumplir los compromisos, medir la gestión y objetivar el nivel de servicio. Los ERP conforman, en ese sentido, una integración de datos que se comparte con toda la organización “La diferencia con los sistemas especializados es que estos últimos resuelven problemáticas específicas y son complementarios de los ERP”, indicó.
A continuación, el ex presidente de ARLOG describió las características y funcionalidades de los sistemas logísticos:
-WMS (Warehouse Management Systems o Sistema de Gestión de Almacenes). Este modelo es imprescindible para depósitos o centros de distribución con gran cantidad de pedidos a preparar. Se estima que reduce costos en un 15 por ciento. Implementar un WMS constituye un cambio fundamental en la operación y por lo tanto una oportunidad para repensarla y mejorarla. Sus principales ventajas operativas son: gerencia la operación del almacén, asegura la calidad operativa, minimiza errores en la preparación de las órdenes, reduce faltantes y mermas de stock e incrementa la productividad del personal.
-TMS (Transportation Management System o Sistema deGestión de Transporte). Este modelo se usa para flotas grandes y contratadas. Es imprescindible para administrar y tener el control de los procesos de transporte y distribución que distribuyen gran cantidad de pedidos.
-MRP II (Manufacturing Resource Planning o Sistema de Planificación de Recursos de Manufactura). Es un instrumento fundamental para gestionar procesos productivos complejos y con múltiples líneas, subprocesos e insumos.
-Ruteo. Es una herramienta importante cuando se realizan distribuciones extensivas con muchas entregas por viaje.
El consultor concluyó: “A la hora de elegir un software se debe tener en cuenta fundamentalmente la funcionalidad, la capacidad de interacción con otros sistemas de las empresa y la evolución futura y soporte posventa. Contar con un sistema informático es fundamental para realizar un proceso logístico de calidad y con costos competitivos”.
Irene Loiseau y Daniel Negrotto se refirieron a la contribución de la universidad a los procesos logísticos y su relación con la actividad de las empresas. Expresaron que “el asesoramiento y la colaboración con instituciones estatales y privadas son actividades inherentes a los objetivos de la universidad, como forma de transferir el conocimiento generado en la actividad científica, y para encontrar problemáticas que puedan determinar nuevos desafíos científicos”. Los especialistas manifestaron que esa forma de colaboración se produce mediante el análisis y modelado de nuevos problemas de optimización en la empresa.
Relataron, en ese sentido, el desarrollo e implementación de un algoritmo para problemas de ruteo de vehículos y distribución de mercadería con flota heterogénea, restricción de capacidad y horarios de entrega. Subrayaron que el problema de ruteo de vehículos es uno de los más estudiados. A modo de cierre, expresaron: “Hay mucho por trabajar en conjunto entre la universidad y la empresa”.