Jueves 19 de Octubre de 2017

Amazon planes para la última milla

12/10/2017

En distintas noticias de medios internacionales se informó acerca del nuevo servicio experimental de entrega de Amazon llamado Seller Flex.

AmazonEste sistema hace suponer que Amazon tomará un mayor control sobre las entregas de última milla desde los depósitos de sus socios comerciales a las puertas de los clientes, y podría tener grandes implicancias. Puede ser sorprendente ver como reacciona el mercado a los sutiles movimientos de Amazon (tanto UPS como FedEx se están dando cuenta). A continuación veremos algunos puntos clave que ayudan a entender por qué los inversores se ponen nerviosos cuando descubren que Amazon está viendo otro negocio.
En primer lugar, una guía rápida para la gente que sólo conoce a Amazon por su sitio Web y sus casilleros de entrega: La empresa se distingue en el comercio electrónico al ofrecer una entrega rápida y gratuita a los miembros de Amazon Prime, que pagan US$ 99 al año. Sigue ampliando su red de depósitos en todo EE.UU. para almacenar una variedad, cada vez mayor, de productos más cerca de los compradores. Muchos vendedores en el sitio de Amazon envían sus productos a los depósitos de Amazon porque la compañía puede almacenarlos, empaquetarlos y enviarlos de forma más rápida y accesible. Ahora la empresa también busca ayudar a los mismos comerciantes a realizar entregas directamente a los clientes.
Esto significa que en el corto plazo continuará utilizando los servicios de entrega actualmente existentes de sus socios, incluyendo a UPS y FedEx.
Amazon no puede crear un nuevo servicio de entrega de la noche a la mañana, pero UPS y FedEx ganarían menos dinero en esas mismas entregas si son contratadas por Amazon, que negocia mejores tarifas de los couriers gracias a su gran volumen de movimientos, señaló Morgan Stanley la semana pasada. Esto también puede ayudar a reducir la congestión en los depósitos de Amazon durante la ocupada temporada de las fiestas. Mantener los productos fuera de sus depósitos y aún entregarlos en dos días reduce la congestión y puede bajar los costos de la compañía.
Por ahora, la prudencia lleva al gigante logístico a tener en sus instalaciones las mercaderías que vende en Amazon.com, pero a largo plazo la cuestión es distinta. En el futuro -y hay que mirar muy lejos al considerar los movimientos de Jeff Bezos, su CEO- podría expandir los servicios a cualquier comerciante vendiendo cualquier cosa a cualquier persona. Esto lo posicionaría cada vez más en el territorio de UPS y Fedex.
Incluso si no compra flotas de camiones para ocupar directamente los lugares de UPS y FedEx, podría ampliar sus relaciones con socios más pequeños para la entrega final, como XPO Logistics y JB Hunt Transport Services, empresas con camiones que pueden llegar a clientes de todo los EE.U., pero lo suficientemente pequeñas como para poder tener mayor influencia sobre sus operaciones que con UPS y FedEx.

Fuente: Bloomberg