Domingo 09 de december de 2018

Camioneros brasileños en huelga que jaquea Brasil

27/5/2018

Los camioneros brasileños mantienen su protesta. Para garantizar el abastecimiento el gobierno emitió un decreto que autoriza la requisa de vehículos particulares.

camionerosLos camioneros de Brasil se encuentran de paro frente al incremento en el precio de los combustibles, atribuido al encarecimiento del petróleo en los mercados internacionales y a la fuerte devaluación del real.
El sábado 26 se publicó un decreto del presidente Michel Temer que autoriza requisar vehículos particulares necesarios para el transporte carretero de cargas consideradas esenciales.
Los efectos de la huelga de camioneros comenzaron a sentirse de forma aguda después de que se registraran problemas de abastecimiento de productos básicos, como los combustibles o alimentos, en diversas ciudades del país.
Según señalaron algunas asociaciones, en Sao Paulo y Río de Janeiro, dos de los estados más industrializados de Brasil, faltaron insumos, combustibles y productos perecederos.
El paro de camioneros afecta también a la industria de la aviación, ya que varios aeropuertos están a punto de cerrar por falta de combustible para los aviones.
La producción en algunas fábricas, como la de Volkswagen en la localidad paulista de Taubaté, se vio afectada debido a la falta de piezas, mientras que la empresa de Correos suspendió la entrega de encomiendas expresas al no ser posible garantizar su distribución.
La protesta de los camioneros también afectó las operaciones en el puerto de Santos, la mayor terminal de cargas de Latinoamérica, que vio sus accesos bloqueados por los manifestantes.
La paralización ya afecta el transporte de mercaderías entre la Argentina y Brasil, con sustanciales demoras en el comercio bilateral, y el escenario podría empeorar en las próximas horas.
“Nada en la frontera está saliendo porque hay piquetes tanto donde se libera mercadería hacia la Argentina como hacia Brasil. Las estaciones de servicio próximas a la aduana no tienen más combustibles”, comentó a La Nación el director de la Cámara de Comercio Argentino Brasileña, Gustavo Segré.
El combustible subió en Brasil al ritmo de los precios internacionales, y además la nueva política de Petrobras de dejar que los precios se rijan por el mercado solo arroja mas leña al fuego.
Petrobras anunció hace unos días que, de manera excepcional, reducirá el precio del diesel en las refinerías durante 15 días tras la presión de los camioneros.
“Es una medida de carácter excepcional. No representa un cambio en la política de precios de la empresa”, afirmó Pedro Parente, presidente de la compañía.