Lunes 16 de Julio de 2018

Fábrica de contenedores reefers de Maersk cierra en Chile

18/6/2018

Maersk Container Industry anunció que cerrará su fábrica de contenedores reefers en San Antonio y consolidará la producción en Qingdao, China.

fábrica de contenedoresMaersk cierra su fábrica de contenedores reefers en San Antonio, Chile. Sean Fitzgerald, CEO de Maersk Container Industry (MCI), dijo que, “Después de un cuidadoso estudio, concluimos que la consolidación de actividades en una única planta fortalecerá la utilización de la capacidad y brindará una estructura de costos más simple. A su vez, esto nos permitirá atender mejor a nuestros clientes y también centrarnos en la innovación respondiendo a la creciente demanda de tecnología en los contenedores refrigerados”.
La planta en San Antonio fue diseñado para construir un máximo de 40.000 contenedores reefers al año y completó sus primeros pedidos comerciales en 2015. MCI construyó alrededor de 105.000 contenedores refrigerados el año pasado, de los cuales 20.000 unidades de la región se construyeron en Chile, según datos previos publicados por World Cargo News.
Cuando MCI construyó las instalaciones en Chile, luchaba contra la corriente de consolidar la producción de contenedores en instalaciones más grandes dentro de China, pero la compañía estimaba poder capitalizar la oportunidad de que las líneas marítimas redujeran los costos logísticos al abastecerse de reefers de Chile.
“En los últimos años, el mercado de contenedores refrigerados cambió fundamentalmente hacia una gran sobrecapacidad. Al mismo tiempo, para Maersk Container Industry fue un reto el desarrollo de una base de cadena de suministro localizada para materias primas y componentes clave que pudieran respaldar la fábrica de contenedores reefers. Como resultado, la fabricación en las instalaciones demostró no ser competitiva en los mercados globales”, afirmaron en MCI.
MCI efectuó considerable inversiones en la capacitación de una fuerza de trabajo local en San Antonio, donde era uno de los empleadores más grandes de la ciudad. “La dura realidad es que para ser competitivos hoy necesitamos que adaptemos nuestras operaciones constantemente. Los factores fundamentales del mercado cambiaron y también debemos crecer con el mercado”, dijo Fitzgerald. “Lamentablemente, esta decisión afecta a nuestros 1.209 colegas calificados en nuestra fábrica de contenedores reefers en San Antonio y estamos comprometidos a apoyarlos y cumplir con nuestras obligaciones”, agregaron en MCI.
Con información de World Cargo News